SERGIO CANEVA

En la tierra de las cosas olvidadas,
encontré el respeto que ya no abundaba.
Hallé la honradez que habíamos perdido
y recobré el tiempo de estar con amigos.

Descubrí a mi esposa que no se había ido,
también a mis niños que habían crecido.
Tomé la paciencia que ya no poseía
y por un momento, se alegró mi vida.

Volví a ser niño, recuperé sueños,
el tiempo en familia, de amor eterno.
Surgió la esperanza y trajo consigo
la serenidad  que había perdido.

La generosidad inundó mis días
y pedí disculpas, las que no pedía.
La fidelidad volvió a ser el centro,
junto a la humildad en todo momento.

Me reencontré con Dios…
que había abandonado,
fluyó la oración, recobré la paz,
y la tolerancia se hizo tenaz.

Y hoy a Él le pido tenga compasión,
ayudando a otros a poder volver,
a  esta fértil tierra que nos hace ver,
cosas olvidadas, valiosas, de ayer.
                  
http://www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s