SERIGIO CANEVA

No dejas de remontar barriletes en el cielo,

pones  alas a sus vuelos, para aligerar su andar,

sutil sueltas la madeja, buscando llevarlos lejos,

que sean sus coloridos, luz donde haya oscuridad.

Cuando alguno se enreda, en un árbol o en un cable,

es tu paciencia cuál madre, quien los ha de rescatar,

sos viento que hace brillar, día a día con su entrega,

miles de cometas nuevas, para que puedan triunfar.

Con afecto y experiencia refuerzas sus estructuras,

parches pones, de escritura, donde el papel se averió

y una cola de enseñanzas y aprendizaje adquirido

han de proteger el vuelo que el destino les marcó.   

Cuando alcanzan el cenit sueltas al fin la madeja,

sus vivos colores llevan, poesías, cuentos, pasión,

que forjaran con tesón aquello que han aprendido,

pues les diste mil motivos ¡para amar! a su profesión.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s