Soñando risas

ANTONIO LÓPEZ VALLEJO Una risa de mujer, fresca, envolvente y cautivadora, me despertó. La siesta se había alargado hasta esa hora en que la tarde empieza a caer y el viento fresco de septiembre entra por las ventanas abiertas, tonificando músculos y pensamientos. La risa había entrado en mi sueño, apropiándose de él, hasta traerme … Sigue leyendo Soñando risas