Sin miedo

ROCÍO PRIETO VALDIVIA   Tenías miedo de Enamorarte. Y Mírate con la mirada perdida cómo  un barco a la deriva. Cómo pidiendo al verdugo más dolor. Arraigado, acorralado entre lo ambarado de mis ojos. Y yo triunfante, cuál Pantera negra. Desgarrando tu corazón entre mis dientes.