88 #Reload

MOISÉS ESTÉVEZ Inclinado sobre la barra de un bar, la cara sobre las palmas de sus manos y los codos apoyados en aquella, lloraba como un niño lo que no supo mantener como un hombre. Había perdido la cuenta de las copas bebidas, de las lágrimas caídas… Esa mañana cuando se levantó, apático, cansado, más … Sigue leyendo 88 #Reload