Pestañas como abanicos

ANTONIO LÓPEZ VALLEJO La mañana había sido lenta y dulce, como corresponde a un domingo ocioso y ufano, de paseos sin rumbo y pensamientos suaves. La tarde había llegado casi sin darme cuenta, después de una comida menos frugal de lo aconsejable y una siesta más larga de lo acostumbrado. Con el sol cayendo bajé … Sigue leyendo Pestañas como abanicos