Protegida

LOURDES RODRÍGUEZ Escuché tu voz y me hizo revivir a una muerte tan lenta y amarga. Escuché tu voz y me hiciste soñar entre nubes creer en mí. Escuché tu voz y calmaste la tempestad de mi alma como un niño al abrazo de su madre. No te conozco ni tú a mí, pero quizá … Sigue leyendo Protegida