Nuevas reglas (2)

LOLA BARNON Nos fuimos al salón y continuamos besándonos y a acariciarnos ambos sexos. De pie, en la alfombra, mientras su lengua jugaba con la mía, haciendo lentos círculos, yo le toqué los huevos con la palma de mi mano. Eran grandes, también estaban rasurados y su polla, en menos de un minuto, estuvo lista. … Sigue leyendo Nuevas reglas (2)