Lacerante oscuridad

VANESSA PAREDES Ando con los ojos ciegos a tientas en la oscuridad. Toco con mis manos muertas la niebla de la soledad. Trona el silencio en mi mente ecos sordos de tu muerte. La estela de la guadaña surcos hace mis entrañas. Roba la noche mi alma blanca sombra, negra calma.