Mi esposa resultó ser una gatita

PENÉLOPE Me ganaba la vida como profesor de educación física, me había especializado en natación, así que en invierno daba clases en un club importante de la ciudad y en temporadas de verano, era uno de los socorristas del complejo de natación. Todo fue bien entre mis veinticinco y treinta años, viví esa típica situación … Sigue leyendo Mi esposa resultó ser una gatita