Envidia

ANA MARÍA OTERO   Soñé que sus labios besaban mi cuello y me estremecí mientras las hábiles manos del protagonista de mis fantasías exploraban mi cuerpo intentando desvelar todos sus secretos. Pero el sueño, como todos los sueños, acabó y yo suspiré abriendo lentamente los ojos para descubrir tumbado a mi lado y mirándome embelesado … Sigue leyendo Envidia