Emigrantes clandestinas #Reload

ALICIA RGUEZ Subimos los peldaños de la guagua, una Studebaker de color amarillo, nos dirigimos hacia el asiento que estaba más próximo al conductor y nos acomodamos en el desvencijado sillón rojo. El cochero era un señor menudo y con una inmensa cicatriz en su ceja derecha. Tenía los ojos vivos y alegres como dos … Sigue leyendo Emigrantes clandestinas #Reload