El cigarro perfecto

SATA LEVESQUE Muy de vez en cuando consigo fumarme el cigarro perfecto. De un olor blanquecino, igual que nácar perfumado. Su sabor es el más neutro.  Como si a cada bocanada aspirara una nube. Incluso el minuto que rodea la ocasión se me antoja completo, pletórico. Aspiro, inspiro y espiro con el equilibrio de quien … Sigue leyendo El cigarro perfecto