Cornudo. El placer de mirar (10)

ECONOMISTA 32 Nos acercamos hasta una cafetería que había al lado de la fábrica, pedimos dos cafés y nos sentamos en una mesa, yo estaba muy a la defensiva y apenas le hablaba a Gonzalo con monosílabos. - Pues tu dirás, dije mirando el reloj como si tuviera mucha prisa. - Tranquilo, no es nada … Sigue leyendo Cornudo. El placer de mirar (10)