Carmín y frenesí

JORDI MARCOS La Presumida volvía a pintarse los labios delante del espejo, enfrente de los servicios. La puerta corrediza se presentaba entreabierta, de tal forma y fortuna que, podía observarse claramente la silueta voluptuosa. La gestualidad garbosa en el arte de colorearse presumida el escarlata de su boca, figuraban dotes de facultad excelente y llamativa … Sigue leyendo Carmín y frenesí