El tónico familiar (17)

ALIENHADO A medida que mi mente se despejaba y era consciente de lo que había hecho notaba una creciente presión en el pecho y un nudo en la garganta. Me senté en la cama y la vi de pie cerca de la ventana, en toda su espectacular desnudez, brillante por el sudor y con sus bonitos … Sigue leyendo El tónico familiar (17)