Mis días de sexo (7)

SILVIA ZALER Tengo los ojos cerrados, dejándome llevar por el dedo corazón que me lo mete hasta los intestinos, con lenta consistencia, acariciando mi clítoris y presionándolo con maestría. —Dios… me pones a mil… —le susurro al oído, mientras le muerdo el lóbulo de la oreja—. Como dejes de hacerme esto, te mato, cabrón. Con … Sigue leyendo Mis días de sexo (7)