La sombra

MARGARITA SOTO La habitación estaba tenuemente iluminada por el reloj, Laura se había despertado hacía unos minutos, pero no podía moverse. Una fuerza la retenía sobre el colchón y apenas podía respirar. Su corazón palpitaba cada vez más rápido y unas frías lágrimas se paseaban desde sus ojos hasta sus mejillas. La sombra gris permanecía … Sigue leyendo La sombra

son las 10.40

MANGER ─Son las 10:40… Nadie está en mi entierro. ¿Dónde está el cortejo que me prometió ese buen hermano? Le pagué mil soles por llevarme a hombros diez robustos brazos; y otras mil monedas por seguir mi estela hasta el cementerio treinta plañideras del pequeño pueblo. ¿Dónde está el cortejo? ¿Dónde las banderas de adiós … Sigue leyendo son las 10.40