SERGIO CANEVA

Cuando la nada inunde el cielo

y sea la vida muerte en el suelo

y el silencio aturda en ecos

que se remontan desde tan lejos.

Cuando la luz no forme sombras,

siendo el calor quien reina y mora,

como crisol que va fundiendo

sueños que ya no serán nuestros

Cuando el planeta sea el recuerdo,

del que lo creó y sentimos lejos

y angustia muda sienta en su pecho

del  albedrío que ungió los cuerpos.

Y el frío queme y derritan hielos

y el magma riegue lagos y cerros

y el fuego abrace mares eternos,

que entre suspiros emigran al cielo.

A borbotones ¡ya! sin aliento,

quedando todo al paso desierto,

por un tsunami que va cubriendo

de  fino polvo y ceniza ardiendo.

Cuando el planeta, no sea más nuestro,

no habrá más egos, codicias  y celos,

ni indiferencias, avaricias o miedos.

Tan sólo cuerpos que ya ardiendo

 la oscuridad cremará en silencio.

29/01/2022

www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s