FRAN REL

DANI
Los días siguientes pasaron rápido, demasiado rápido. Entre los cuatro había muy buen rollo, muchas risas, bromas… nos pasábamos el día desnudos en la piscina, cosa que a mí me seguía poniendo muy nervioso porque Sonia me seguía pareciendo espectacular por mucho que la viera desnuda. Encima, con cualquier tontería, se me empezaba a poner dura y me costaba relajarme. Al menos, observé que a Fran le pasaba lo mismo y también se empalmaba con facilidad con cualquier roce o mirada con Sonia.

Y entonces llegó el último día que Gema y yo estábamos allí. Gema se tenía que ir porque tenía que volver a su trabajo así que los dos nos íbamos a la mañana siguiente, pero esa noche quisimos cenar los cuatro en la casa, al lado de la piscina, para luego salir a bailar y emborracharnos. Y mientras cenábamos, surgió un tema que le hacía mucha gracia a Sonia:

  • S: Pues Dani dice que no sabe si su chica se corre o no con él
  • G: ¿Quién? ¿yo?
  • S: Me refería a Marta
  • G: Ahhhh
  • S: Pero vamos, que contigo tampoco está seguro

Gema me miró sorprendida y dije en mi defensa:

  • D: Es que gimes mucho, no sé cuando es por orgasmo o no, imagino que las dos os corréis pero que. a veces, no estoy seguro cuando

Me sentía apurado, por un lado pensaba que yo las hacía disfrutar pero por otro lado, pensaba que quizás no era para tanto ese disfrute que creía ver en ellas, y que eran imaginaciones o esperanzas mías por lo bien que yo me lo pasaba con ellas. Gema me miraba con cara de incredulidad y dijo:

  • G: Pero serás borrico… a ver, anoche ¿Cuántas veces me corrí?

Miré nervioso a los demás y dije:

  • D: No sé, una vez ¿no?
  • G: ¿Una?
  • D: Bueno, dos
  • G: ¿Cuándo?

Miré a Fran que se partía de risa viéndome en tal compromiso. Dije:

  • D: Pues al final ¿no?
  • G: ¿Al final de qué?
  • D: Del polvo
  • G: ¿Y la otra?
  • D: mmmm, pues a la mitad más o menos ¿no?

Gema miró a Sonia y empezó a reírse a carcajadas, y Sonia meneaba la cabeza como diciendo “que mal”. Mientras, Fran se partía de risa. Ya no sabía que pensar, si me había pasado o quedado corto. Al final Gema dijo:

  • G: A ver nene, cuenta… el primero fue cuando empezamos y te la chupé
  • D: Anda ya, con eso ¿Cómo te vas a correr???
  • G: Sí nene, me tocaba mientras te la chupaba, disfruto mucho con las mamadas ¿Verdad Fran?
  • F: Ya te digo
  • D: ¿Y cómo me voy a dar cuenta de ese orgasmo???
  • G: Bueno, vale, ese fue pequeñito, pero el siguiente, por dios Dani, que fue cuando me lo comiste!!!
  • D: Sí, bueno, a ese me refería con el del medio… (dije con voz baja, bastante cortado)
  • G: Y no fue uno, fueron varios pequeñitos hasta llegar al grande ¿Verdad que siempre me pasa eso Sonia?
  • S: Sí, con el sexo oral le pasa eso si se lo haces bien
  • G: Bueno, éste al principio era un poco desastre comiéndolo pero ahora ya está enseñado, ahora lo hace muy bien

Mirándome con orgullo como si fuera un logro suyo. Entonces siguió:

  • G: Y luego otro cuando me puse encima, y otro cuando estuve debajo, y cuando me puse de lado…
  • D: Pero ¿Cómo vas a tener todos esos orgasmos??? eso no puede ser
  • G: Anda éste… ahora me va a decir cuando me puedo correr
  • D: No, pero que eso no son orgasmos, no te pones igual
  • G: Porque no son fuertes, pero que soy multiorgásmica nene, y me pasa contigo, con Fran, con Sonia…
  • D: vamos, que no es mérito mío
  • G: Algún mérito tienes jajaja

Miré a Sonia que seguía con su medio sonrisa vacilona. Y entonces Gema dijo:

  • G: Y sí, el grande fue al final, pero que no fue uno, fueron un montón
  • D: Ya
  • G: Empezó cuando te corriste dentro de mi culo, y luego cuando me terminaste con los dedos
  • D: No, fue con los dedos cuando ya gritaste
  • G: No nene, el orgasmo empezó con el sexo anal pero siguió encadenándose porque seguiste con los dedos

Miré turbado a Sonia y Fran que asentían sonriendo. Entonces Fran dijo:

  • G: Menudo polvazo chaval
  • D: Bueno, es ella que…
  • G: Ya os digo que está bien enseñado jajajaja

Y todos se rieron un rato de mi cara de vergüenza hasta que Gema dijo:

  • G: Ah, y de tu Martita ¿Sabes lo que me contó cuando salimos aquel día las dos juntas?
  • D: Ufff, a saber, miedo me da
  • G: Me costó que hablara porque la chica es muy tímida, pero nos tomamos una copa a media tarde y se le soltó la lengua jajaja
  • D: Joe, pero si no le gusta beber… que mala eres
  • G: jajaja, pues la chiquita estaba alucinada con éste, que nunca le había interesado el sexo hasta que empezó con él y que, desde entonces, estaba como enganchada a follar con él
  • D: Anda ya!!
  • G: Y que ni sabía que se podía correr varias veces en un polvo, es más, me dijo que pensaba que ella no se podía correr durante el sexo, que solo con la masturbación, pero que con Dani era una explosión tras otra y que la dejaba muerta
  • D: Estás exagerando, Marta no…
  • G: Y que con solo mirarla, ya notaba ese cosquilleo ahí abajo
  • D: Que rollo tienes, Marta nunca me ha dicho eso
  • G: Claro, a ti no, pero es lo que le pasaba

Miré a Sonia que sonreía y entonces le dije:

  • D: Tú sabías esto cuando te conté lo de Marta y que me planteaba si ella pensaría que yo no era buen amante ¿no?
  • S: Quizás (sonriendo ampliamente)
  • D: Vamos, que te reíste bien de mí
  • S: No, me parecía encantadora tu humildad jeje muchos tíos no pararían de vanagloriarse
  • D: Es que es complicado conoceros…
  • S: ¿Somos complicadas, cariño? (Mirando a Fran)
  • F: Mucho
  • S: ¿Cuántas veces me corrí anoche?
  • F: No, no, no… a mí me dejáis, no me vais a meter en ese fregao jajaja
  • S: Venga, nene, no seas cobarde

Y los tres lo miramos sonriendo y Fran puso cara de “ya la he jodido”. Y Dijo:

  • F: Cinco
  • S: Madre mía, sí que son torpes nena
  • G: Ya te digo jajaja
  • F: ¿Cuántas veces?
  • S: Nene, pierdo la cuenta rápido, pero cinco es muy poco
  • G: jajajaja
  • S: Además, anoche tuvimos sesión especial y ya sabes lo que significa eso
  • F: Ya, ya
  • D: ¿Qué es eso de “sesión especial”?
  • S: Cosas de mayores nene
  • G: jajajaja
  • S: Pero vamos, decir cinco veces en una sesión especial es no tener ni idea, nene
  • F: Vale, vale, es verdad, ya sé como te pones con esas sesiones jejeje
  • S: Pues no lo parece… que hombre éste Gema, mira que follamos y ni sabe cuando me corro

Meneando la cabeza con incredulidad. Entonces Gema dijo:

  • G: Pues yo siempre sé cuantas veces te corres, nene
  • D: Claro, no te jode jeje
  • G: jajajaja, pero que no siempre es fácil, que con Javi cuesta seguirle el ritmo
  • S: Puffff
  • G: Le pica eso porque con ella no lo hacía
  • S: No lo hacía porque para mí era correrse y terminar, nunca me dijo que podía seguir
  • G: jajajaja

Entonces Gema me miró y me dijo:

  • G: ¿Te contó Marta cuántas veces se corrió Javi con ella?
  • D: mmm no ¿Qué pasa? ¿Que se recupera pronto?
  • G: ¿Pronto? es que no se le baja nene ¿No te acuerdas con Sara? jajajaja
  • D: Mmmm entonces el tío se la estuvo follando toda la noche???
  • G: No tanto, pero sí varias veces, eso seguro

Miré a Sonia y le dije:

  • D: ¿Ves? mi segunda opción, aunque yo no lo haga mal, Javi es mejor
  • S: No nene, da igual que lo estuvieran haciendo durante horas, él no eres tú
  • G: ¿De qué habláis?
  • S: Que piensa que ella lo dejó porque descubrió que Dani es peor amante
  • G: jajajaja, que tontería nene jajajaja
  • D: Pues mira, justo después me dejó
  • G: Te dejó porque no diste el paso, ya te lo dije
  • S: Y tiene razón
  • D: Pero ella era libre de decidir, y eligió irse con él
  • G: Te puso a prueba
  • S: Sí
  • D: No, es que Javi la supo seducir
  • G: Ay, nene, si no quieres ver lo evidente…

Y nos quedamos callados, haciéndose un silencio incómodo. Entonces dijo Gema:

  • G: Pero eso da igual, lo arreglaremos cuando empiece el curso, volverás con Martita
  • D: Lo dudo mucho
  • S: Sí, nene, volverá contigo si no la fastidias
  • D: No pienso hacer nada
  • S: Sí, lo vas a hacer, pero con cuidado y sin presionarla
  • G: Bueno, dejemos a Marta, que eso será tema de futuro, ahora vamos a BAILARRRRRR

Y se levantó para dar brincos mientras Fran llamaba a un taxi.

DANI
Estuvimos varias horas bailando, bebiendo, riendo… Fran y yo nos estuvimos riendo porque era dejar solas a las chicas y empezar a llegar los moscones, y mientras Gema se reía con ellos y tonteaba sin intención de nada, Sonia era borde y cortante a lo bestia.

Sobre las cuatro volvimos a casa. Íbamos sudorosos, cansados y destrozados. Fran se sentó delante y yo detrás, con Gema a mi derecha y Sonia a mi izquierda. Gema llevaba un pantalón muy corto y una camiseta con un amplio escote y que se le había abierto varias veces mientras bailaba, enseñando una teta, pero a ella le daba igual y se reía. Sonia llevaba un vestido de verano, corto y con algo de escote, pero sin enseñar mucho, pero iba estupenda.

En el taxi, Gema empezó a ponerse cariñosa y a morrearse conmigo mientras me tocaba el paquete. Entonces Sonia dijo en voz alta:

  • S: Madre mía, que calor hace
  • G: Sí, desde luego yo estoy muy caliente jajaja
  • S: Tú siempre estás caliente niña
  • G: jajajaja y tú no ¿verdad?
  • S: Depende…
  • G: ¿De qué?
  • S: De si tengo a Fran cerca o no

Fran giró la cabeza y sonrió. Entonces Gema dijo:

  • G: Pues ahora lo tienes ahí cerca
  • S: Lo sé perfectamente

Entonces Gema dejó mi paquete y puso la mano en el muslo de Sonia, y fue subiendo la mano. Sonia abrió un poco las piernas y me miró, a escasos centímetros. Gema siguió avanzando con su mano y Sonia dio un pequeño respingo para luego soltar un pequeño gemido. La mano de Gema siguió unos segundos más dentro de los muslos de Sonia y luego la sacó, diciendo:

  • G: Sí que estás caliente

Enseñándome unos dedos mojados. Entonces Sonia me dijo:

  • S: Chúpalos

Gema acercó los dedos a mis labios y no lo dudé, me los metí en la boca y los saboreé. Sonia me miraba sonriendo y me dijo al oído:

  • S: Lo siento nene pero es lo más cerca que vas a estar de mi coño

Gema también me habló desde el otro lado:

  • G: Sabe rico ¿eh?

Entonces escuchamos carraspear al taxista, el hombre se tenía que estar poniendo nervioso y Gema se rió. Joder, menudo momento, se podía cortar el aire por la tensión sexual que había. Entonces llegamos a la casa y salimos, con Gema tronchada de risa y una Sonia indiferente.

Entramos en la casa pero Sonia salió al jardín y se fue a la piscina, donde se quitó el vestido, el sujetador y las bragas, miró hacia atrás, hacia nosotros y luego se tiró al agua. Al salir dijo:

  • S: Que buena está, venga ¿A qué esperáis?

Corriendo nos desnudamos y nos echamos al agua. Rápidamente nos dividimos en parejas, con Sonia y Fran morreándose a unos 5 metros. Gema y yo hicimos otro tanto, besándonos mientras ella me cogía la polla y yo le metía mano. Estuvimos un rato besándonos y tocándonos cuando de pronto escuchamos algo de chapoteo y un gemido de Sonia. Me giré para ver como Fran se estaba follando a Sonia contra la pared de la piscina. Ella tenía sus brazos encima de los hombros de Fran, acariciando su pelo y con los ojos cerrados mientras recibía sus embestidas.

Miré a Gema que me cogió y me acercó a ella, para luego abrir las piernas. La penetré y la follé igual que Fran a Sonia, cada uno en una pared contraria de la piscina. Pronto solo se escucha el agua moviéndose y los gemidos de ellas.

A los pocos minutos, escuchamos ruido de agua y como salían de la piscina. Gema me paró y me señaló detrás mía. Me giré para ver como Sonia y Fran nos miraban. Entonces ella dijo:

  • S: Vamos mejor dentro

Salí de Gema y luego de la piscina. Entramos en el salón de la casa donde estaban los dos secándose con unas toallas. Nos pasaron otras para secarnos. Fran terminó el primero en secarse y se colocó detrás de Sonia para besarla en el cuello mientras le cogía y acariciaba las tetas desde atrás. Entonces volvió a hablar Sonia:

  • S: Ya sabéis la regla ¿no?

Y se me quedó mirando fijamente. Luego dijo:

  • S: Solo me tocan y follan ellos (señalando a Fran y Gema)

Me miraba fijamente mientras Fran seguía con su manoseo y besos. Se veían claramente como tenía los pezones duros, y como ella aguantaba con dificultad la mirada, queriendo gemir y devolver las caricias, pero me lo quería dejar claro. Dijo:

  • S: ¿Entiendes Dani?
  • D: Sí
  • S: Bien

Y entonces se giró, se morreó con Fran para luego ponerse de rodillas ante él y comenzar una mamada lenta con un gemido de placer. Observé como la polla de Fran era muy gruesa y a ella le costaba abarcarla con la boca.

Yo estaba extasiado y entonces Gema se puso a mi lado, también mirando, mientras me cogía la polla para pajearme, pero sin decir nada más ni hacer que apartara la vista de la mamada. Sonia deleitó a Fran con una mamada lenta pero intensa, sin dejar de mirarlo desde abajo, chupando y lamiendo todo el tronco y los huevos, primero lentamente para ir cogiendo velocidad poco a poco. Después de varios minutos, se levantó, nos miró a Gema y a mí, y luego se dirigió al sofá donde se puso a 4 sobre él, regalándonos una vista increíble de su culo perfecto. Fran fue hacia ella y se la metió en el coño, con una gran gemido de ella. Empezó a follarla rápido y Sonia gemía cada vez más rápido hasta que dio un grito.

Gema me dijo al oído “ya se ha corrido”. La miré y ella sonrió. Y entonces Gema se puso de rodillas y también comenzó a hacerme una mamada lenta mientras Fran se sentaba en el sofá y Sonia se ponía encima suya pero mirándonos, de espalda a él. Comenzó a follarlo en esa postura, con Fran agarrándole las tetas desde atrás y ella mirándonos. Empecé a notar que iba a durar poco e intenté dejar de mirar a Sonia pero el mirar a Gema, tampoco bajaba mi excitación. Gema pareció notarlo y dejó la mamada.

Se levantó, me besó y se dirigió al sofá donde follaban Sonia y Fran. Sonia paró de moverse para besar a Gema, y luego Gema fue a besar a Fran mientras Sonia comenzó de nuevo a moverse. Tras el morreo con Fran, Gema se puso a 4 sobre el sofá, dándome su culo. Me dirigí a ella y se la metí despacio en un coño totalmente lubricado.

Miré a Sonia, que no dejaba de gemir y mirarme. La tenía al lado, solo tenía que alargar el brazo para acariciarla pero me lo había prohibido. Cogí a Gema de las caderas y la follé despacio, aunque pronto me pudieron las ganas y comencé a follarla rápido.

Sonia paró y cambió de postura, sentándose sobre Fran, ahora de cara a él, y se empezó a mover rápido. Escuchaba a las dos gemir como locas y entonces Gema gritó y se convulsionó y ya no pude aguantar más y me corrí sobre la espalda de Gema. Al poco, Fran se corrió dentro de Sonia y ella lanzó otro grito agarrándolo por la cabeza y dando más gritos.

Ellos se quedaron abrazados un rato, respirando. Mientras, Gema ya recuperada de su orgasmo, me dijo que la limpiara con una toalla. Me giré y fui a por una toalla pero al volver vi como Sonia estaba recorriendo la espalda de Gema con un par de dedos. Entonces levantó los dedos llenos de mi semen y le dijo a Gema “chupa”. Gema no se lo pensó dos veces y se metió los dedos de Sonia en la boca y chupó con ansia.

Sonia me miró, se levantó y puso su mano debajo de ella. Luego la levantó, de nuevo con semen pero ahora de Fran, y volvió a dárselo a Gema que lamió con deleite los dedos de Sonia. Cogió del pelo a Gema y la incorporó y se besaron. Después Sonia se sentó en el sofá, abriendo sus piernas y le dijo a Gema “límpiamelo con la lengua”. Gema me miró sonriendo y se quedó parada para que yo viera el coño sonrosado y húmedo de Sonia. Luego se agachó y lamió sus muslos y luego su coño. Sonia miró a Fran durante un rato mientras gemía y agarraba la cabeza de Gema. Luego me miró a mí y sentí mi polla volver a palpitar, que mirada de vicio. Gema siguió lamiendo y chupando hasta hacer estallar a Sonia en otro orgasmo, arqueando su espalda sacando sus maravillosos pechos hacia fuera y lanzando luego un “Ohhhhhhh aghhhhhhhhhhhhh”. Gema se incorporó, le besó y chupó los pezones y luego la besó.

Gema se quedó abrazada a ella mientras Sonia se recuperaba. Luego dijo:

  • G: ¿Nos traéis agua, por favor?

Fran fue a la cocina y volvió al poco con una botella de donde las dos bebieron con ganas. Luego, Sonia dijo:

  • S: Cari ¿Qué quieres ahora?
  • F: Aún es pronto para seguir
  • S: mmmm ¿Subimos arriba y jugamos un poco Gema y yo mientras os recuperáis?

Mirándonos con su media sonrisa. Subimos a su habitación y allí, Sonia tumbó y besó a Gema, para luego comerle las tetas y por último el coño hasta que Gema se corrió. No estuvieron más de 10 minutos pero yo ya la tenía dura, y vi que Fran también, así que cada uno se dirigió a su chica para besarla y luego ellas comenzaron una mamada con Fran tumbado boca arriba y yo de rodillas en la cama. Luego empezamos a follar en diferentes posturas, Gema se besaba con los dos y los tocaba pero yo me contuve como pude para no incumplir la regla.

Al rato, Gema pidió lubricante y Sonia le dijo donde estaba. Fue y me lo dio, para luego ponerse a 4 sobre la cama. Miré a Sonia y Fran, que estaban follando en un misionero normalito. Sonia me miraba mientras se agarraba a Fran. Eché el lubricante sobre mi polla y en el culo de Gema y se la metí con cuidado. Gema lanzó un “ohhhhh, así, así”. Entonces Sonia le dijo algo a Fran y se levantaron. Sonia se puso a 4 sobre la cama, de cara a mí y al lado de Gema. Fran me pidió el bote y se echó en la polla y en el culo de Sonia, para luego metérsela con cuidado. Sonia gritó de gusto.

Los dos fuimos con cuidado al principio, con las dos gimiendo bajito mientras nosotros nos movíamos despacio. Fuimos aumentando el ritmo poco a poco mientras ellas gemían más y más. Entonces vi como Gema metía su mano entre las piernas de Sonia y al poco, Sonia hacía lo mismo con Gema, ambas masturbándose recíprocamente mientras recibían por el culo.

Fran tiró del pelo de Sonia para levantarle la cabeza que tenía hundida en la cama y vi su cara de vicio total y dijo “Más fuerte, más fuerte” y Fran aumentó sus embestidas. Entonces noté como Gema empezaba a convulsionarse, a tener su orgasmo, y yo también aumenté el ritmo. Gema se corrió a lo grande, con un gran grito y luego hundiendo su cabeza en la cama. Entonces noté como la mano de Sonia me acariciaba los huevos y me corrí dentro de Gema inmediatamente, justo cuando Sonia también se corría y Fran al poco.

Las dos cayeron rendidas en la cama, sin moverse. Fran se puso sobre Sonia para besarla con ternura. Gema ni se movía y me eché a su lado. Estuvimos así unos minutos y escuchamos a Fran decirnos:

  • F: Anda, iros a vuestra cama
  • D: Vale

Me incorporé pero Gema ni se movió, dijo “estoy muerta”. Fran se rio y me dijo que me la tendría que llevar en brazos. Miré a Sonia que estaba de lado y con los ojos cerrados. Fran sonrió y dijo:

  • F: Sonia ya ha caído, ya no se despierta hasta dentro de unas horas

Levanté a Gema y me la llevé en brazos. La eché en mi cama y luego me tumbé yo para dormirme al instante.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s