FRAN REL

SONIA
Me senté con la taza de café en la mano mientras veía a Fran salir a por el pan. Acabábamos de bajar tras echar un polvo rápido mañanero. Pensé en lo mucho que iba a echar en falta esos polvos por la mañana cuando volvieran al trabajo. No es que fueran unos polvos espectaculares, todo lo contrario, pero eran muy íntimos y satisfactorios, “y me alegraban el ánimo” pensé sonriendo.

Fran quería ir hoy a la playa, a ver que decían estos dos. La verdad es que al final había sido buena idea invitarlos, nos lo estamos pasando muy bien con ellos y Dani me gusta, me cae bien. Es guapo y con buen cuerpo, pero no es un engreído. Todas las mañanas llega un poco cortado pero pronto se le quita la timidez. Y Gema habla maravillas de él en la cama. Y me gusta como me mira, lo he pillado un montón de veces mirándome de reojo el culo y las tetas, pero luego, cuando hablo con él, me mira a la cara, aunque esté en tetas.

Entonces escuché ruido y vi aparecer a Dani. Como siempre, un poco cortado, sonriendo dubitativo e intentando que sus ojos no se fueran a mis tetas pero sin poder evitarlo “quizás debería ponerme una camiseta menos ajustada que no marcaran tanto las tetas y los pezones” pensé pero ni de coña, me encantaba verlo tan turbado.

Nos pusimos a charlar y al poco llegó Fran y nos pusimos a desayunar. Al rato bajó una Gema zombi buscando café. Y entonces vi algo raro, Dani había sacado su móvil y se había puesto a verlo mientras Gema contaba sus cosas y vi como le cambiaba la cara, se puso serio. Se quedó un rato mirando la pantalla, sin moverla. Y luego apagó el móvil.

Al final fuimos a la playa pero noté que a Dani le pasaba algo. Le pregunté a Gema pero me dijo que no había notado nada y no le dio importancia pero yo veía claro que algo le pasaba, estaba callado y sin ganas de nada. Fran dijo de ir a coger unas motos de agua y Gema rápidamente se apuntó pero dije que yo pasaba y luego dije “y Dani se queda aquí a hacerme compañía”. Él me miró y asintió. En cuanto nos quedamos solos le dije:

  • A ver, ¿Qué te pasa hoy?
  • ¿A mí? Nada
  • Ya, claro
  • Nada
  • ¿Nada? ¿Y por eso estás así?
  • ¿Así cómo?
  • Serio y callado
  • No, es que no sé, me he levantado…
  • Te has levantado como siempre hasta que cogiste el móvil

Se me quedó mirando unos segundos y luego se rio:

  • Que observadora
  • Claro
  • ¿Me estabas mirando?
  • Somos 4 en la casa, no hay muchos a los que mirar ¿no?
  • jeje
  • Y se te notó el cambio en el semblante así que venga, cuenta
  • No es nada
  • Ya, claro, cuenta
  • Es una foto que he visto
  • ¿Y?
  • De una chica
  • ¿Y?
  • mmmm
  • Venga Dani, note hagas de rogar más

DANI
Me quedé mirando a Sonia. No tenía ninguna gana de hablar de Marta, ni de pensar en ella, pero era verdad que estaba de mal humor desde que había visto la foto. Al final le dije:

  • Es que una compañera ha publicado una foto donde salen ella y esta chica, y me he acordado de ella
  • ¿Y?
  • Nada, que rompió conmigo
  • ¿Una ex?
  • No, una amiga
  • mmmm
  • Es que ya ni me habla
  • Vale, cuéntame todo

Y no sé como, empecé a contarle todo lo de Marta. No paré de hablar, no podía, estaba sorprendido de las ganas que tenía de hablar de esto con alguien. Sonia me escuchaba sin decir nada, mirándome y asintiendo. Terminé contándole la última vez que la vi, tras un examen, como ella pasó a mi lado sin mirarme.

Me quedé callado y Sonia preguntó:

  • ¿Y la foto?
  • Era de su amiga Charo, con Marta y su novio
  • Ah
  • Y bueno, mírala

Y le pasé el móvil. Sonia la miró unos segundos y luego me lo devolvió. Dijo:

  • ¿Y estás celoso?
  • No, no es eso
  • ¿Entonces?
  • Es que la he visto y joe, no me puedo creer que ahora seamos como extraños

Me quedé callado y luego dije flojito:

  • La echo de menos
  • ¿Por el sexo?
  • No, bueno, también, pero de eso no me puedo quejar ahora mismo
  • Ya… te gustaba estar con ella ¿no?
  • ¿Y por qué crees que ella tomó esa decisión?
  • Ufff, no sé
  • Algo pensarás

Me quedé mirando al mar y luego dije:

  • He pensado un par de cosas
  • Dímelas
  • Pues una es que me pasé con ella
  • ¿Te pasaste?
  • Sí, con el sexo
  • No te entiendo
  • Pues que ella era muy mmm novata en el sexo
  • ¿Y?
  • Que quizás la obligué a hacer cosas que ella no quería
  • ¿La forzaste?
  • Noooo, joe
  • Pues explícate
  • Es que no sé… mira, por ejemplo, a ella no le gustaba hacerlo con luz y yo la obligaba a hacerlo con luz
  • ¿Y por qué no le gustaba?
  • Pues por su cuerpo, es que estaba bastante acomplejada por sus tetas
  • ¿Por tener pocas?
  • Ya ¿Y a ti eso te molestaba?
  • Nooo, que va… si yo quería hacerlo con luz porque me gustaba verla desnuda
  • ¿Y qué más?
  • ¿Qué más?
  • Que más la obligaste a hacer
  • Ah, pufff, pues no sé…

Sonia me miraba inquisitivamente y como yo no habla me dijo:

  • Es que eso que me acabas de contar es más un halago que otra cosa, eso no puede ser
  • ¿Un halago?
  • Si yo estoy acomplejada y no quiero que me vean desnuda y un chico me insiste en verme desnuda y se excita, pues lo veo un halago
  • Ella no sé si lo vería así
  • Jajajaja, sí, seguro que sí, aunque le diera corte… venga, cuenta otra cosa
  • Es que ya te he dicho que era muy novatilla y muchas cosas no las hacía con el novio
  • ¿Como qué?

Noté como se me subían los colores, joe, Sonia me estaba poniendo en un apuro, y no dejaba de mirarme. Entonces dijo:

  • No me voy a escandalizar, venga, suéltalo
  • Pues no sé… correrme en su cara
  • Ajá
  • Comérselo
  • ¿Comérselo?
  • Sí, no le gustaba
  • ¿Y tú la obligaste a que te dejara comérselo?
  • Básicamente

Sonia sonrió y dijo:

  • ¿Y qué pasó?
  • ¿Cuándo?
  • Cuando te corriste en su cara o se lo comiste
  • Pues… ella decía que… mmmm
  • ¿Qué?
  • Que le había gustado pero se sentía incómoda
  • ¿Y se lo hiciste más veces?
  • ¿Y?
  • Es que ella, cuando cortó conmigo, me dijo que conmigo hacía cosas que no le dejaba al novio, y que lo hacía para complacerme
  • mmm puede ser
  • ¿Tú haces eso?

SONIA
Me quedé mirándolo y pensando… recordaba haberme planteado justamente eso cuando empecé con Fran. Le dije:

  • Sigue contando y luego te doy mi opinión
  • Pues no sé… también me dijo que me acostaba con ella porque era una guarra que me dejaba hacerle esas cosas, que teniendo a Gema, no veía otra explicación para que me acostara con ella
  • ¿Y era cierto?
  • Noooo, que vaaa, si Gema es mucho más… bueno, ya sabes, Gema hace más cosas
  • Sí ¿y no sé lo dijiste?
  • Sí, pero me parece que no me creyó
  • Ya… y además de correrte en su cara ¿Qué más cosas te dejaba hacer?
  • mmmm sexo anal
  • Ah
  • Quizás eso fue la gota que colmó el vaso, no sé
  • ¿Por qué piensas eso?
  • Pues… es que llevábamos un tiempo probándolo con cuidado pero en el último polvo creo que me emocioné demasiado y le hice daño
  • ¿Eso te dijo?
  • No pero es que fui rápido, demasiado, incluso rompí el condón
  • Pero ella no se quejó ni te paró ¿o sí?
  • No, bueno, ella me dijo de hacerlo más rápido al principio pero creo que no se referiría a como lo hice
  • ¿Se enfadó cuando terminasteis?
  • No, me disculpé pero ella me abrazó y besó
  • ¿Cuántas veces habéis follado?
  • ¿Te refieres al sexo anal?
  • No, en general
  • Uff, no sé
  • ¿1, 2, 20?
  • No sé, bastantes veces
  • Vamos, que no ha sido algo anecdótico ¿no?
  • No, ni mucho menos
  • ¿Y ella te pedía sexo o eras tú la que la buscaba?
  • Pues… ella… no sé, era yo el que la buscaba, creo
  • Ya
  • Pero ella decía que siempre que yo quisiera, la llamara
  • ¿Sí?
  • ¿Y se corría?
  • mmm creo que sí
  • ¿Con el sexo anal también?

DANI
De pronto me vino un flash de Sonia en la cama con la polla de Fran en su culo. Miré a otro lado y dije:

  • No lo sé, no creo ¿no?
  • ¿Te lo pidió ella alguna vez?
  • ¿El sexo?
  • Sí y el anal
  • Sí, ambas cosas
  • No me parece a mí que ella se sintiera obligada a nada, pero quizás sí quería complacerte pero no sé, para mí que a ella le gustaba hacerlo contigo ¿no crees?
  • Eso pensaba
  • ¿Y ya no lo piensas?
  • Bueno, me dejó ¿no?
  • Pero eso no tiene porqué ser por el sexo

Sonia se me quedó mirando y entonces dijo:

  • Gema ¿se corre contigo?
  • ¿Qué?
  • ¿Gema se corre follando contigo?
  • Creo que sí
  • ¿Lo crees? jeje
  • Supongo que sí
  • Y tampoco sabes si Marta se corría ¿no?
  • Es que…
  • porque claro, si ella te pedía sexo era porque se lo pasaba mal ¿no?

Sonriendo abiertamente. Dije:

  • No sé, sois muy complicadas
  • Ya, claro, menuda excusa… pues nene, conociendo a Gema, te aseguro que si le gusta follar contigo no es porque no se corre jajajaja
  • Ya jeje
  • Y Marta, pues tú me dirás…
  • Sí, creo que siempre se lo pasaba bien
  • Pues nada, pasemos a la segunda
  • ¿La segunda?
  • Decías que habías pensado en un par de cosas para explicar la decisión de Marta ¿no?
  • Ah, sí
  • ¿Cuál es la otra?
  • Pues que poco antes de cortar, se acostó con Javi
  • ¿Qué Javi?
  • Tu Javi

Sonia me miró unos segundos y luego puso cara de “no me lo puedo creer” porque cuando le había contado toda la historia de Marta, en esta parte había omitido el nombre de Javi. Le expliqué cuando apareció en escena Javi y Sonia asintió. Luego dijo:

  • ¿Y eso qué tiene que ver?
  • Pues que no sé… quizás ella se dio cuenta que no soy para tanto

Sonia me miró seria unos segundos y dijo:

  • ¿Hablas en serio?
  • Sí, bueno, Gema habla maravillas de Javi y…
  • Y piensas “joe, esto es un tío que sabe follar de verdad y no el timo de Dani, me siento estafada, me vuelvo con mi novio” ¿eso es?
  • Nooo
  • ¿No? pues es lo que acabas de decir
  • No, es que…
  • Es que es una tontería enorme lo que acabas de decir…
  • Pero…
  • Dani, una chica que estaba coladita por ti desde hace tiempo, que te pide sexo, que hace cosas contigo que no hace con el novio, que siempre está dispuesta, que no le importa que folles con otras… ¿Y de repente te deja porque folla con otro que es mejor que tú? pero ¿Eso piensas de Marta? ¿que mide a los tíos por un polvo?
  • No, eso no, ella no es así
  • Pues lo acabas de decir
  • Ya, no es eso… bueno, vale… es que no sé, fue todo tan repentino
  • Pufff, hombres…

Y se tumbó boca arriba y se quedó callada. La miré unos segundos y pensé que se había acabado la conversación. Me tumbé también.

SONIA
Me tumbé y me quedé pensando. Dani estaba coladito por esa chica, y ella por él. Gema me había contado cosas de ellos, ella opinaba lo mismo. Estuve un rato pensando, sin decidirme hasta que pensé “joe, me da pena”. Me incorporé y le dije:

  • ¿Sabes? entiendo a Marta

Dani se incorporó también y me dijo:

  • ¿La entiendes?
  • Sí porque yo he pasado por algo así
  • ¿Cómo?
  • Gema me ha contado algo de vosotros dos
  • ¿Sí? ¿El qué?
  • Que estáis coladitos el uno por el otro
  • Pufff, eso son exageraciones de Gema

Se quedó callado pero le vi con ganas de decir algo más así que lo miré hasta que dijo:

  • Me gustaba mucho estar con Marta, es verdad, pero también me gusta estar con Gema
  • ¿Qué sientes por Gema?
  • No sé…
  • Gema se acuesta con otros, y va a seguir haciéndolo ¿Te sientes igual que cuando Marta se acostó con Javi?
  • Ufff
  • ¿uff qué? el otro día Gema quiso quedarse solo con Lily, así va a ser siempre, un día contigo, otro con otra persona
  • Lo sé… y no, no me siento igual, pero porque sé como son ellas
  • ¿Sí? ¿Por eso?
  • Creo que sí
  • Javi me engañó cuando estábamos juntos y me sentó fatal pero fue porque me sentí traicionada. Fran, cuando no éramos pareja y solo follábamos de vez en cuando, era imaginármelo con otra y se me revolvía todo, no se parecía en nada a la sensación de traición de Javi, era por sentimientos, y eso que Fran tenía todo el derecho del mundo a estar con otras, no éramos pareja, pero no podía evitar sentirme tan mal y odiar a esas mujeres

Me quedé callada un rato y luego le dije:

  • Mira, te voy a contar una cosa que no sabe nadie, ni Fran
  • Ah
  • Así que espero que no te vayas de la lengua
  • ¿Es un secreto?
  • No, no tanto… es solo que si Fran lo supiera, tendría que aguantar sus bromas mucho tiempo
  • Ah
  • Es sobre él y sobre mí ¿Sabes como nos conocimos?
  • No
  • En el trabajo, entré a trabajar en la empresa donde él estaba. En esos días, yo estaba viviendo con Javi. Era una oficina grande y al principio casi no coincidimos. Me lo presentaron pero como a muchos otros, ni me llamó la atención ni nada, yo solo pensaba en el trabajo y estaba feliz con mi vida en pareja
  • Ya
  • Pero a las semanas de estar allí, me llevaba mal con un montón de gente porque, aunque soy muy “dulce” (sonriendo encantadora e irónicamente) no aguanto a los ineptos y vagos, y les echaba unas broncas que los tenía asustados
  • ¿Sí?
  • Ufff, no me conoces en el trabajo jeje. Pues bien, los jefes me pusieron a Fran para “ayudarme”, cosa que me sentó fatal. Y ahí llegó Fran, y yo dispuesta a encabronarme con él, pero Fran no llegó como un chulito, al revés, llegó escuchando, opinando humildemente, haciendo pequeños comentarios… y encima, estaba bueno, pero no bueno de un tío guapo como Javi sino bueno de… mmm muy varonil, muy correcto pero muy seguro y dominante
  • ¿Dominante? ¿No acabas de decir que no se impuso?
  • No se impuso pero sí sabía razonar sus ideas y comentarios, y los demás lo escuchaban, yo lo escuchaba… dominaba sin alterarse… en fin, que cada día me resultaba más atractivo, pero yo no tenía intención de hacer nada, nunca había sido infiel ni me lo planteaba, el sexo no me interesaba
  • ¿No?
  • No, tenía un novio, follaba cuando quería con él
  • Ya
  • Pasaron los días y semanas, y aunque a veces discutíamos, siempre era razonablemente, con él no me ponía de los nervios a gritarle y llamarle inepto, al revés, incluso me tenía un poco cohibida, veía claramente que él sabía más que yo y debía aprender de él, aunque jamás le habría dicho algo así
  • Bueno, es lo normal aprender de otros ¿no?
  • No, en mí no, te lo aseguro, soy muy prepotente y me cuesta dar mi brazo a torcer… Y un día, mientras hablaba por teléfono con un cliente, me acerqué a una puerta que daba a una terraza donde salían los fumadores. Terminé de hablar y colgué y, a unos 5 metros, vi que Fran estaba allí tomando un café junto con otros compañeros, y al lado de la ventana donde yo estaba, había tres chicas. Y hablaban de él
  • ¿De Fran?
  • Sí, hablaban de que no se quien conocía a una chica que se había acostado con él y que decía que la tenía enorme, y las chicas se reían y decían que si encima de bueno la tenía grande, que quien lo cogiera y esas cosas
  • ¿Sí?
  • Sí, tonterías que se dicen… ufff, no sé porqué te estoy contando esto
  • No, pares, me tienes en ascuas
  • Ya, pero me estoy enrollando mucho… en fin, que unos días después, estábamos en una reunión y Fran estaba exponiendo algo, y lo hacía genial, tranquilo, con alguna broma, y explicando todo muy bien, dominando la situación. Pero entonces me fijé en algo… me fijé en su paquete
  • ¿Y eso?
  • No sé, se puso de perfil y se le notaba un poco el bulto, no sé… y me acordé de la conversación de las chicas, y entre lo bien que ya me caía, lo bien que nos llevábamos y que empecé a pensar en ese bulto, de pronto me entraron unos calores y me puse a pensar que ojalá me cogiera y me follara allí en la mesa, pero a follarme de verdad, un polvo salvaje
  • jajaja
  • Y me quedé sorprendida, jamás había pensado algo así, para mí el sexo era algo a lo que hacía muy poco caso, algo que tenía que hacer con mi novio, nadie me había follado jamás de una forma salvaje ni yo había tenido ganas de algo así, y allí estaba, cachonda perdida sin poder dejar de pensar en su paquete, yo que nunca había dado importancia al tamaño ni a nada

Dani me miraba con ojos asombrados, el pobre no esperaba un relato así. Bebí agua y continué:

  • Tuve que salir excusándome y me fui al baño a refrescarme, no podía creer como me había puesto jajaja
  • jeje
  • Obviamente, no pasó nada
  • ¿Te masturbaste?
  • No, no es algo que solía hacer, ni tampoco me ponía a pensar en él mientras Javi me follaba, pero sí que pensaba mucho en él en casa
  • ¿Pensar sexualmente?
  • Pensar en él en general, de todo… y unas semanas después, hubo una fiesta de la empresa y fui con Javi. Y cuando vi a Fran arreglado, ufff, como me puse, me temblaban las piernas, no lo entendía
  • ¿Y pasó algo?
  • No, Fran iba con su novia, una canija muy guapa que no paraba de hablar
  • ¿Te pusiste celosa?
  • No, estaba envidiosa, no celosa, y la canija… la hubiera tirado por la ventana
  • jajaja
  • La chica no paraba de hablarme, y a Javi, y yo quería abofetearla y mandarla a la mierda
  • ¿Y lo hiciste?
  • No, no hago esas cosas… pero la odié
  • jajaja, que exagerada
  • Ya, pero mira, ahora compartimos cama con ella de vez en cuando
  • ¿Era Gema???
  • Sí, y me reventaba saber que a Fran le gustaban canijas y sin pecho, porque por aquellos años, Gema no las tenía operadas… y yo con este par… pues me veía que no era su tipo
  • jajaja, es imposible que no seas el tipo de cualquiera
  • Ya, pero era así, Fran ni se insinuaba ni nada, me trataba de forma totalmente correcta
  • Y eso te reventaba ¿no?
  • Sí y no… pero unas semanas después, tuvimos que salir de viaje a un cliente. Yo estaba de los nervios, por el cliente y por Fran. Encima, las cosas no iban bien con el cliente y varias noches nos quedamos hasta tarde trabajando los dos juntos en mi habitación del hotel. Y entre los nervios del trabajo, y lo nerviosa que me ponía Fran, no sé como pude resistirme y no follarlo en la cama… bueno, sí sé, es que Fran no me miraba así, si se llega a insinuar… pero no lo hizo
  • ¿Por qué?
  • Pues porque no veía posibilidades conmigo, yo con los nervios, no paraba de hablar o de trabajo o de mi novio, y claro, eso no dejaba ver oportunidades… y es que yo tampoco quería ponerle los cuernos a mi novio… en fin, que al final terminamos el trabajo y no habíamos follado, y estaba frustradísima
  • Ya
  • Pero el cliente nos invitó a cenar, y esa noche ya no aguanté más… le dije de ir a bailar tras terminar de cenar y allí me enrollé con él… y encima noté su paquete contra mi cuerpo, y se notaba grande, y eso me excitaba aún más… y yo no entendía lo que me pasaba, sabía que eso era una malísima idea, por los cuernos a mi novio y por acostarme con un compañero de trabajo pero no sé, con Fran me sentía confiada, segura, cómoda… me dejé llevar por mis hormonas
  • Ya
  • Y, ufff, menuda noche… jamás había tenido sexo de esa forma, Fran era todo lo que había esperado y más, y yo me volví loca, y le pedí de todo, y lo hicimos tres veces, a cual mejor… jamás olvidaré esa noche, Fran estuvo espectacular
  • Ya veo
  • Y aquí quería llegar… a la mañana siguiente me sentía culpable por mi novio, pero a la vez sorprendida por el tipo de sexo tan bueno que había tenido, que no sabía ni que se podía tener… pero la culpabilidad venció y le dije a Fran que no se iba a repetir
  • Pero no se cumplió
  • Eso fue mucho más adelante, y no importa para esta historia, déjame seguir
  • Vale, sigue
  • Pues ahí estaba yo, con un novio que no sabía follarme y con un tío que me había follado como nadie ¿Te suena?
  • No
  • ¿No te suena a Marta?
  • Ah, ya te entiendo
  • Pues eso, yo estuve en su tesitura y me planteé seriamente romper totalmente con Fran, incluso se lo dije, de no volver a trabajar juntos ni hablarnos ni nada, porque no confiaba en mí
  • ¿Y qué pasó?
  • Pues que no lo hice, seguí trabajando con Fran sabiendo que volvería a caer y ya nos ves jeje
  • Ya
  • Y creo que a Marta le ha pasado algo así, pero ha sido más valiente que yo, o se conoce mejor, y ha elegido no estar contigo porque sabe que volvería a caer ¿entiendes?
  • mmmm, sí, algo de eso dijo, que no confiaba en ella
  • Ves!!! Y te digo una cosa… volveréis a estar juntos, no vais a poder evitarlo estudiando juntos
  • No creo, ya te he dicho que ella ni me miraba
  • Pero eso fue en los exámenes… cuando os veáis a diario en las clases, ella te buscará, ya lo verás
  • Pufff no sé, no sé
  • Y te digo algo más, si de verdad quieres volver con ella, no la fastidies presionándola
  • ¿Cómo?
  • Que no la persigas pidiéndole explicaciones ni nada, sé tú mismo, salúdala, pregúntale alguna cosa de las asignaturas, poco a poco, sin atosigarla, el día a día hará que os volváis a juntar
  • mmm
  • Y otra cosa, admiro a tu Marta, ya te digo que yo fui incapaz de separarme de Fran que era lo único que podía salvar mi relación con Javi, ella me demuestra que tiene más fuerza de voluntad que yo… y ¿Quieres que juegue a adivina?
  • ¿Qué?
  • Para mí que ella y el novio no van a durar mucho, con las cosas que me has contado
  • ¿No?
  • No va a poder evitar comparar el sexo y lo bien que os lleváis… su novio tiene que ser muy especial para que te supere
  • Pero si no sabes como soy
  • Sé como eres, incluso en la cama, que Gema no hace más que hablar bien de ti
  • ¿Sí?
  • Sí, y para tu información, se corre contigo, y mucho, también con el sexo anal

Sonreí al ver la cara que ponía, “que chavalillo es aún“. Le dije:

  • Y eso de pensar en hacer cosas por complacerte… sí, yo también lo pensé en aquellos tiempos
  • ¿Hacías cosas por complacer a Fran?
  • Llegué a pensar que no me gustaban y lo hacía por él
  • ¿Y no era así?

DANI
Sonia se quedó callada, mirándome. Estábamos los dos sentados en las toallas, uno frente al otro. Sonia estaba con el bikini, no se había puesto en topless en la playa, pero estaba increíble, que bien le quedaba todo. Entonces dijo:

  • No, no era así, intenté hacer algunas de esas cosas con Javi pero ni punto de comparación… eso sí era hacerlo por complacer, con Fran no
  • ¿Con tu novio era por complacerle y con Fran no?
  • Esa es la verdad aunque en aquellos momentos me negaba a verlo así, pero era la verdad… y creo que a Marta le va a pasar lo mismo cuando lo intente hacer con su novio, verá que no es lo mismo
  • mmm no sé, creo que algunas cosas ni las intentará porque no le gustará en realidad ¿no te pasa eso?
  • Todo lo que hago con Fran me gusta, no quitaría nada
  • ¿Nada de nada?

Entonces se me acercó y me dijo casi pegada a mi cara:

  • Nada, ni el sexo anal ni las corridas en la cara ni que me lo coma ni muchas otras cosas que ni te imaginas

Y me miró con esa expresión suya vacilona y chulesca, que tanto me ponía… algo sí me podía imaginar después de lo que había visto la otra noche… así que a Sonia de verdad le gustaba el sexo de esa forma… que tía. Le dije:

  • Ufff, que suerte tiene Fran
  • No, la suerte la tengo yo… esa primera noche que te he contado, no sabes lo que supuso para mí, fue como descubrir el sexo de verdad, lo otro que había estado haciendo antes era otra cosa
  • ¿Por el amor?
  • jajajaja, en ese momento yo pensaba que quería a Javi, lo de Fran era puro sexo… el amor de verdad llegó poco a poco… mira, otra cosa que he descubierto con él, el amor de verdad, no los enamoramientos pasajeros, jamás he querido a alguien tanto y no creo que pueda querer a otro de esta forma, me muero de solo pensar en una vida sin él

Nos quedamos callados y Sonia miró a la orilla, pensando. Entonces dije:

  • Muchas gracias Sonia, la verdad es que estaba un poco jodido y, aunque me ha costado, me ha gustado contarte todas estas cosas
  • De nada nene, a mí también me cuesta hablar de estas cosas, y también me ha gustado. Anda, vamos al agua que recordando esa primera noche me he acalorado jajaja

Y nos fuimos a la orilla. Entonces vimos llegar a Gema y Fran, y Sonia se abrazó a Fran y se fueron al agua, y yo con Gema… no sé si Sonia tendría razón con lo de Marta pero me había levantado el ánimo aunque seguía recordando la foto de ella sonriente y abrazada al novio, con Charo a su lado.

DANI
Volvimos a la casa para almorzar y luego nos tumbamos en la piscina. Ahí Sonia sí se quedó en topless mientras que Gema se desnudaba completamente, como siempre.

Nos quedamos un buen rato tumbados y medio dormidos hasta que me cansé de tostarme y me tiré a la piscina. Escuché como Gema empezó a decir que un chico de las motos le había dicho que cerca había una playa nudista, y que quería ir. Sonia le contestó que no, que pasaba de ver “cosas pequeñas arrugadas y colgueronas” pero Gema insistía y la picó diciéndole que le daba corte desnudarse.

Sonia, tumbada y con los ojos cerrados, no pareció entrar al juego y se calló. Gema insistía y entonces Sonia le dijo:

  • S: No me voy a desnudar delante un montón de babosos
  • G: jajaja, ves!!! te da corte
  • S: Ninguno, pero ya me imagino a los babosos y me da asco
  • G: Y a ti Fran ¿También te daría corte?
  • F: Ninguno
  • G: Entonces ¿Por qué no estás aquí desnudo?
  • F: porque me voy a quemar el culo blanco que tengo
  • G: jajaja, yo te pongo crema, mira mi culito lo bronceadito que está ¿no te gusta?
  • F: jajaja, claro
  • G: pues venga, fuera bañador!!!

Fran miró a Sonia que levantó la cabeza para mirarlo. Fran parecía dudar hasta que Sonia dijo:

  • S: venga, no está tan blanco, que has estado varios días tomando el sol desnudo
  • G: ¿Síiiii? ¿Y conmigo no???? que malooooo

Entonces Fran se decidió y se quitó el bañador y Gema dio un gritito de alegría, mientras Sonia sonreía. Yo, desde el agua, solo le veía su culo hasta que Gema dijo que se diera la vuelta para ver lo blanco que tenía y entonces le vi la polla y me sorprendió porque, aunque flácida, claramente se veía que era grande.

Entonces Gema se levantó y fue a él con un bote de crema protectora que se echó en las manos y luego se la untó por el culo, con parsimonia y tranquilidad, sonriéndole. Sonia miraba tumbada, con una sonrisita en la cara. Entonces Gema repitió el proceso pero en su polla, lentamente, hasta que Fran la paró diciéndole:

  • F: Niña, que me estás haciendo una paja
  • G: jajaja

Lo que me extrañaba es que Sonia, en todo momento, ni se había movido ni había dejado de sonreír. Gema se levantó y le dijo a Sonia:

  • G: Ahora tú
  • S: ¿Yo qué?
  • G: Fuera bikini

Sonia miró a Fran y dijo:

  • S: Me tiene que dar permiso Fran
  • G: ¿Qué? pero si él no te ha pedido permiso
  • S: Porque contigo ya lo tiene, pero de Dani no hemos hablado, no tengo claro si le molestaría o no que Dani me viera desnuda
  • G: Te ha visto las tetas
  • S: Sí, y Fran me dijo que no le importaba, pero de lo otro no hemos hablado

Y se quedó mirándolo. Fran dijo:

  • F: Nena, pues depende de ti, de si vas a estar incómoda o no

Entonces Sonia me miró y dijo:

  • S: Bueno, Dani y yo ya hemos hablado de cosas íntimas, me siento cómoda con él
  • G: ¿Eh? ¿De cosas íntimas? a ver, a ver ¿Qué significa eso?

Con un tono de sorpresa, no de enfado ni nada parecido, era un tono de sorpresa y curiosidad. Entonces Fran dijo:

  • F: nada, que estos dos, cuando nos fuimos a las motos, se pusieron a hablar de sexo
  • G: ¿Cómooooo?
  • S: De sexo no, de relaciones
  • F: Sexo incluido
  • S: Claro, es parte de las relaciones ¿no?
  • G: ¿Y de qué relaciones habéis hablado?
  • S: De su amiga Marta
  • G: Ahhhh
  • S: Pero vamos, que casi todo ya lo sabía por ti
  • D: Pero ¿Habláis de mí?
  • S: Parece que no la conozcas, Gema cuando se pone a hablar no para
  • G: jajajaja
  • S: Ya sabía que los dos estáis tontitos el uno por el otro y que no os lo decís
  • D: ¿Marta y yo? que va
  • S: Noooo, que vaaaa
  • G: jajaja, y tú Fran ¿cómo sabías lo de su conversación?
  • F: Me lo ha contado mientras nos duchábamos
  • S: Le cuento todo a Fran, no tengo secretos con él
  • F: bueno, bueno, que me ha dicho que le ha contado un secreto a Dani y no me lo ha querido decir
  • G: ¿Síiiii?

Y Gema me miró con cara de sorprendida y luego con cara de “luego me lo vas a contar”. Pero Sonia dijo:

  • S: No es un secreto, es una cosa que no le quiero contar a Fran porque se pondrá tonto e inaguantable
  • G: jajajaja
  • F: un secreto
  • S: bufff, no, nada de secreto
  • F: Pues cuenta

Y Sonia hizo un gesto de “que pesado” pero luego dijo:

  • S: que antes de nuestra primera noche en aquel hotel, ya quería follarte ¿vale?

La cara de pasmo de Fran fue un poema. Se quedó callado unos segundos y dijo:

  • F: ¿En serio?
  • S: Sí, fantaseaba con que me follaras en la mesa de reuniones ¿Contento?

Fran con la boca abierta de sorpresa y luego dijo:

  • F: Joder ¿Pero antes de nuestra primera noche??? ¿Seguro?
  • S: Sí, antes… y que tenía envidia de la canija esta
  • G: ¿De mí?????
  • S: Sí, claro, ¿Qué otra canija hay por aquí?
  • G: jajajajaja
  • F: Pero si me tratabas con la punta del pie, siempre borde y gritándome por cualquier cosa
  • S: Tenía que disimular ¿no? Además, no me hacías ni puto caso, ni una insinuación ni nada
  • F: Joder, claro que no, eras el pibón de la empresa, totalmente fuera de mi alcance
  • S: Que tonto eres a veces puffff

Tumbándose de nuevo mientras miraba al cielo con cara de “no me lo puedo creer”. Entonces Fran se acercó a ella y se arrodilló junto a su tumbona y le dijo:

  • F: Pensaba que todo fue fruto del estrés de aquel viaje
  • S: Claro, que me voy a follar a un compañero cualquiera, anda que piensas tú bien de mí

Entonces Fran le dijo algo al oído y Sonia sonrió y se liaron en un largo e intenso beso que se tradujo en una erección de caballo de Fran, que cuando vi como era, me asombré al pensar en el sexo anal que tuvieron la otra noche. Entonces dejaron el beso y Fran se levantó y se tiró al agua. Sonia lo miró sonriente mientras Fran volvía a asomar la cabeza fuera del agua.

Miré a Gema que sonreía abiertamente y dijo:

  • G: Que bonito el amor jajaja
  • S: que tonta
  • G: Envidia sí que os tengo yo jajaja

Nos quedamos todos callados hasta que Gema dijo:

  • G: Bueno ¿Dónde lo habíamos dejado? Ah, sí, que tú te quitabas el bikini
  • S: No tengo su permiso
  • F: ¡¡¡Pero que van a pensar que soy un machista!!!
  • S: No es eso, eres mi pareja, tienes voz y voto en quien me puede ver desnuda, al igual que yo también tengo que opinar de quien te puede ver desnudo ¿no?
  • F: Ya te he dicho que depende de si estás cómoda o no con Dani
  • S: Sí, lo estoy

Entonces Fran hizo un gesto de “tú misma”. Sonia se levantó y se arregló el pelo. Solo verla en topless, con ese gesto de arreglarse la melena, me puso a 100, pero es que luego, sin dejar de mirarnos a Fran y a mí que estábamos dentro del agua, Sonia se desató los dos nudos de la parte de abajo del bikini y se lo quitó, de una forma muy sensual. Y vi que no estaba totalmente rasurada pero por poco, tenía solo un mechoncito de pelo negro.

Sonia se volvió a arreglar el pelo con una medio sonrisa vacilona en la cara, y luego se giró para volver a la tumbona, dejándonos ver su precioso culo. Entonces Gema se acercó a ella y la abrazó diciendo “esos no salen en un rato, están bien empalmados jajaja”. Sonia giró la cabeza para mirarnos con su medio sonrisa y entonces Gema la besó y se liaron en un morreo lento de perfil a nosotros, con las manos de Sonia acariciando la espalda de Gema, y las manos de Gema cogiendo el culo de Sonia, mientras sus lenguas se entrelazaban.

Pensé “un rato dice Gema, no salgo de aquí en horas” mientras miraba embelesado y totalmente empalmado a los dos pibones. Pero entonces, Sonia paró el morreo, me miró y dijo:

  • S: Y ahora te toca a ti
  • G: Síiiii, venga Dani, fuera bañador

Y los tres me miraron, y noté como me ponía colorado. Fran se rio y dijo:

  • F: Que malas sois, pero si el pobre está empalmado, le da corte
  • S: Pues mejor, venga Dani, te toca

Incitándome de nuevo con su mirada vacilona. Dudé y fui a quitarme el bañador pero Sonia dijo:

  • S: No, no… aquí fuera, que todos lo veamos
  • G: jajajaja, eso, eso

Me armé de valor y salí, con una buena tienda de campaña en el bañador. Me puse enfrente de las dos chicas y me bajé el bañador. Gema dio otro gritito y Sonia me dio un repaso con la vista, sin cortarse lo más mínimo, y luego me miró con esa sonrisita suya y dijo:

  • S: Anda, ponle crema que él sí que está blanco
  • G: ¿No se la quieres poner tú?
  • S: No, eso te lo dejo a ti

Y entonces se tiró al agua con Fran, y Gema me llevó a donde estaba la crema y la cabrona casi hace que me corra mientras me hacía una paja lenta con la crema y me miraba sonriendo. La cogí en brazos y la tiré al agua conmigo. Allí, Gema se me pegó y empezó a besarme y a tocarme, y pensé que lo íbamos a hacer pero entonces Sonia dijo:

  • S: Nenes, si tan calientes estáis, os vais a vuestra habitación ¿eh? nada de espectáculo porno
  • F: ¿Y yo no estoy caliente?
  • S: Tú y yo nos vamos ya, claro

Y salieron de la piscina y, cogiendo las toallas, se metieron en la casa. Gema me miró e hicimos lo mismo. Por un momento me pareció que Gema me iba a llevar a la habitación de ellos pero no, me llevó a la nuestra donde echamos un buen polvo, rápido pero intenso, de lo caliente que estábamos ambos.

Al terminar, nos quedamos los dos tumbados en la cama, recuperándonos del polvo y entonces le dije:

  • Pensé que me ibas a llevar a su habitación
  • No nene, lo siento, sé que te gustaría mucho follar con Sonia pero no hay posibilidades, olvida eso
  • Ya… ¿Y tú?
  • Yo si puedo, pero no te voy a dejar solo otra noche
  • No me importa
  • No, de eso nada ¿O es que te quieres librar de mí?
  • Nooo, lo digo por vosotros…
  • No, ya lo hablé con ellos, nada de tríos ni de orgías
  • Ah

Me llevé una decepción como es obvio pero lo entendía. Al menos Gema no me dejaba tirado de nuevo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s