FRAN REL

DANI
A la mañana siguiente me desperté sobre las 10, solo en la cama. Me levanté y bajé buscando a Gema pero solo estaba Sonia preparándose un café. Estaba de pie, mirando hacia la escalera por donde yo bajaba, me habría escuchado. Llevaba un pantaloncito corto y una camiseta de tirante ajustada y claramente sin sujetador. La miré, estaba seria y me fije que tan temprano, y recién levantada, ya estaba tremendísimamente atractiva. Le di los buenos días y ella me preguntó si quería café. Nos sentamos en la mesa de la cocina y lo tomamos tranquilamente. Le pregunté:

  • ¿Has visto a Gema? la estaba buscando
  • Está en mi cama
  • ¿Sí? ¿Y eso?
  • No sé, quizás no la dejaste muy satisfecha anoche ¿no?

Me quedé cortado mirándola. Pero entonces Sonia sonrió y dijo:

  • Que cara
  • ¿No está en tu cama?
  • Sí, allí está
  • Pero cuando…
  • Anoche bajé a por agua y me la encontré saliendo del baño tras un pis
  • Ah
  • Nos pusimos a hablar y se subió, y nos dormimos al rato
  • Ah, y Fran ¿Está arriba?

Me quedé pensando y ella dijo al poco:

  • Estás pensando que follamos anoche los tres ¿no?
  • No, bueno, pero ahora que lo dices…
  • No, no follamos, tranquilo, la dejaste satisfecha

Mirándome con una media sonrisa. Le dije:

  • ¿Y entre vosotras?
  • Sin Fran no
  • ¿No te gusta?
  • Es una regla que tenemos, solo follamos con ella si estamos los dos
  • Bueno, él estaba, aunque dormido ¿no? jeje
  • Ya, pero no, no hacemos trampas, entre Fran y yo hay confianza absoluta… y Gema es una excepción, la única excepción
  • ¿No metéis a nadie más en vuestra cama?
  • A nadie

La miré y le dije:

  • Bueno, lo mismo ahora están los dos…
  • No
  • Gema se puede levantar con un calentón y ya sabes como es…
  • No
  • Estás muy segura ¿no?
  • No te enterarías
  • Sí, me enteraría, y además, ellos no tienen necesidad de eso… si Fran tiene ganas, vendría a buscarme y ya está
  • No sé, es que despertarse y tener al lado a Gema… no es fácil contenerse jeje
  • ¿Te apuestas algo?
  • mmm ¿Está Gema desnuda?
  • jeje, entonces con más razón pueden estar liados
  • No
  • Ya te digo que no te enterarías, desde aquí no se escucha
  • Y yo te digo que me enteraría
  • Ya
  • Mira, si Fran se folla a Gema ahora, esta noche tú me follas a mí
  • Ya jeje
  • Sí, te lo aseguro
  • ¿Y si no se la folla?
  • Entonces nada, así de segura estoy ¿Te lo apuestas?
  • joe, con esas condiciones, ya te digo jeje
  • Es más, para que veas de lo segura que estoy de mi Fran y lo bien que lo conozco, si cuando baje no me mete mano y me dice de subir, también follamos tú y yo
  • ya jajaja
  • Pero eso es porque le vas a avisar o proponérselo tú
  • No
  • Entonces es que todas las mañanas hacéis eso ¿no?
  • No
  • ¿No?
  • Bueno, todas las mañanas follamos desde que estamos aquí, pero porque nos despertamos juntos, hoy no
  • Te la estás jugando mucho
  • Para nada, ya verás
  • Me gusta como lleváis vuestra relación
  • ¿Por la confianza?
  • Y la sinceridad
  • Claro… Fran es el hombre de mi vida, y yo soy la mujer de su vida, es así de sencillo
  • Bueno, eso es ahora, con el tiempo…
  • No, es así

Sonia bebía el café, mirándome intensamente, desafiándome a contradecirla y con algo de chulería. Le dije:

  • Pero le dejas acostarse con Gema
  • Sí, solo con ella
  • ¿Y eso?
  • Es una amiga de confianza, nos lo pasamos bien y es totalmente inofensiva
  • ¿Gema inofensiva? jajaja
  • Sí, totalmente, ella no va a meter cizaña ni nada entre nosotros, ya estuvo con Fran y lo de ellos era solo amistad y sexo
  • Bueno, no sé, pero al final te está poniendo los cuernos

Sonia hizo una mueca de enfado pero dijo:

  • Sí, estrictamente son cuernos, pero los dos follamos con ella y SIEMPRE con el otro delante, nada de secretos ni mierdas
  • Ya

Entonces escuchamos a alguien bajando y apareció Gema con una camiseta. Fue directa a por el café diciendo “me muero por un café”. Al poco apareció Fran y me fijé como se le cambiaba la cara a Sonia a una amplia sonrisa para él, fue verlo aparecer e iluminársele la cara. Fran se le acercó y le dio un piquito y un buenos días.

Luego me saludó y se fue a por el café. Sonia me miraba con una media sonrisita mientras Fran a su espalda esperaba al café. Gema dijo que estaba destrozada, que se iba a tirar el día tumbada al sol, y Fran empezó a beber su café, aún detrás de Sonia.

Sonia no dejaba de mirarme, con una sonrisa segura y algo chula. Entonces Fran se le acercó por la espalda, la abrazó y le empezó a hablar al oído. Sonia amplió su sonrisa y luego giró la cabeza y le dio un morreo bestial, con Fran acariciándole un pecho por encima de la camiseta. Fran dijo:

  • Bueno, nosotros vamos a subir, que esta preciosidad y yo tenemos un asuntillo arriba…

Sonia sonrió ampliamente y luego me miró con la sonrisa de “¿Ves?”. Entonces se levantó y me dijo:

  • Te has quedado sin polvo

Gema y Fran pusieron cara de no comprender y Sonia dijo:

  • S: Le había dicho que si tú bajabas, no me metías mano y no me decías de subir, me acostaba con él
  • F: joder Sonia ¿Y si llego a estar desganao?
  • S: ¿Crees que no sé qué hacer para que te entren ganas?
  • D: pero eso hubiera sido trampa, no valía que tú se lo dijeras
  • S: no le iba a decir ni una palabra, me vale con mirarlo ¿Verdad nene?
  • F: va a pensar que soy tu perrito faldero
  • S: ya tuve de eso y aghhh, no, quita, quita
  • F: jejeje
  • D: pero queda otra cuestión ¿No Sonia? Lo mismo aún…
  • S: Ah, eso es que ni merece la pena perder el tiempo
  • G: ¿Qué era?
  • S: que me acostaba con él si vosotros dos habéis follado esta mañana
  • G: Ya quisiera yo pero si lo intento, Sonia me saca los ojos jeje
  • F: y a mí me la corta
  • S: ¿Ves? ni merecía la pena preguntarlo, están bien enseñados
  • F: lo dicho, va a pensar que soy un calzonazos
  • S: un calzonazos nunca me tendría con tantas ganas de follármelo a todas horas
  • F: halaaaaa!!!
  • G: jajaja

Y se fueron arriba riéndose y manoseándose. Que envidia me daban como pareja. Miré a Gema que me dijo:

  • Están loquitos el uno por el otro
  • Ya veo
  • Y esos follan más que tú y yo, tenlo por seguro
  • Pero ¿llevan poco?
  • Que va, años, pero son unos salidos jajaja
  • Pero será ahora, por estar de vacaciones
  • No, no, esos casi a diario o más, se ven y les entran ganas
  • ¿Sí? bueno, Sonia está muy buena, es normal
  • ¿Y Fran no? que casi siempre es ella la que se lanza y pide guerra
  • ¿Sí?
  • Huy, que poco la conoces jajaja

Nos pusimos a prepararnos unas tostadas y al rato llegaron Lily y Jesús, también con cara de necesitar un café. Desayunamos con tranquilidad y luego salimos a la piscina. Allí, las dos chicas se desnudaron y se tumbaron al sol. Jesús y yo nos metimos en la piscina.

Una hora larga después, llegaron Sonia y Fran. Sonia salió a la piscina solo con un bikini y Fran se quedó dentro, preparándose el desayuno. Gema dijo:

  • Os lo habéis tomado con calma ¿eh?

Sonia tendió una toalla en el suelo y luego se quitó la parte de arriba del bikini antes tumbarse. Entonces dijo:

  • Las cosas bien hechas requieren su tiempo

Gema se rio y pasamos el resto del día entre el sol y el agua. Por la noche volvimos a salir los seis. Era la última noche de Jesús y lo despedimos a lo grande.

En una discoteca, Gema me dijo de hacerlo los cuatro juntos. Le puse mala cara, no me molaba mucho, pero ella insistió, que era su última noche. Luego Lily, que si tenía ganas de mí y Gema pero no iba a dejar a Jesús solo. Al final, llegamos a la casa y Fran y Sonia se fueron arriba y el resto a nuestra habitación donde nos enrollamos y acabamos follando en un cuarteto.

Observé que Jesús era hábil y sabía follar. No la tenía muy grande pero bien. Y mientras Gema y Lily no hacían más que tocarse y besarse mientras las follábamos, él y yo mantuvimos una respetable distancia.

DANI
Al día siguiente, Jesús se fue tras desayunar y pasé dos días durmiendo con Gema y Lily… durmiendo y follando, agotado me tenían las dos. Pero Lily también se tenía que ir y en su último día, Gema me dijo:

  • Nene, esta noche queremos salir Lily y yo solas
  • Ah
  • Que no nos vamos a ver durante varias semanas y nos queremos despedir en condiciones
  • Vamos, que sobro
  • Nooo, jajaja, nunca sobras, no seas tonto, pero es que nos apetece ¿te molesta?
  • No, lo entiendo, estaba de broma
  • Genial, te lo recompensaré

Mientras me sonreía con malicia.

Gema y Lily se fueron a cenar solas, dejándome en la casa con Sonia y Fran pero al rato Sonia dijo que quería salir, que me fuera con ellos pero me dijo:

  • Pero que tengas claro que ni trío ni nada con nosotros ¿eh?
  • ¿Eh? ah, sí
  • No, te lo digo muy en serio, no quiero tonterías
  • Que no, que no, tranquila

Sonia me miró seria unos segundos y luego dijo:

  • Pues venga, vamos a vestirnos y nos vamos

Al principio iba un poco incómodo, me sentía fuera de lugar con la pareja, pero que va, corriendo empezamos a hablar y a reír, con Fran contando anécdotas, Sonia poniendo caras y diciendo “que tonto eres” pero riéndose, y yo contando tonterías. Luego nos fuimos a bailar y Sonia bailó también conmigo, la tía iba con un vestido de verano y estaba preciosa, atraía muchísimas miradas pero ella solo tenía ojos para su Fran.

Cuando llegamos a la casa se despidieron de mí y se subieron a su habitación. Miré en mi habitación, no había nadie, Gema y Lily seguían por ahí. Me fui a la habitación de Lily, habíamos quedado en que yo les dejaba libre nuestra habitación.

Me quité la ropa y me eché en la cama solo con los boxers, hacía muchísimo calor y no podía dormir. Me levanté y bajé a por agua. Luego, al subir, escuché un ruido raro, venía de arriba. Me asomé a la escalera y escuché. Al poco de nuevo el ruido y me quedé asombrado. Subí despacio y miré a la habitación de Sonia y Fran. Tenían la puerta a medio cerrar y entonces escuché el ruido inconfundible de una mamada y como Sonia luego cogía aire y seguía con la mamada.

No pude resistirme y me asomé un poco a la puerta. Lo que vi me dejó impactado. Fran estaba de rodillas sobre la cama, erguido, y Sonia estaba a 4 patas sobre la cama chupándosela. Estaban de perfil a la puerta y vi las tetas de Sonia moverse al compás de sus embestidas con la cabeza mientras chupaba la polla de Fran con ansia. Tenían alguna luz encendida así que los veía bien.

Y entonces constaté la procedencia del ruido que había escuchado. Vi como Fran levantaba el brazo y descargaba un ¿látigo? sobre el culo de Sonia, escuchándose un “plass”. Sonia paró la mamada 1 segundo para luego seguir con ímpetu y algún gemido. Fran lo repitió varias veces más y Sonia siempre gemía pero no paraba de chupar. Yo no salía de mi asombro, no me esperaba que una mujer como Sonia, tan dominante y segura de sí misma, se dejara hacer eso.

Entonces Fran agarró por el pelo a Sonia y la incorporó, para darse un morreo de muerte. Y escuché como Fran dijo “te voy a follar zorra”. Y Sonia dijo “no, por favor, un poco más”. Fran la miró y ella insistió “un poco más y más fuerte”. El tono de Sonia era de súplica, me dejó aún más sorprendido. Fran la miraba y la volvió a besar. Entonces le dijo “sigue chupando”. Sonia se volvió a poner a 4 patas y se metió la polla de Fran en la boca, para seguir la mamada. Fran volvió a descargar otro latigazo sobre el culo de Sonia y ella soltó un “mmmmmmmm” fuerte sin sacarse la polla de la boca.

Siguieron así unos minutos más hasta que Fran la volvió a levantar del pelo para besarla. Luego se tumbó boca arriba y le dijo a Sonia que se pusiera encima. Sonia se montó sobre Fran y comenzó a follárselo rápidamente. Me fije como Sonia estaba super cachonda, con los pezones erectos, con la piel brillante del sudor y cabalgando a Fran como una posesa. Sus gemidos eran cada vez más fuertes mientras Fran le acariciaba y tiraba de los pezones. Entonces Sonia dio un grito y se quedó quieta para luego derrumbarse encima de Fran buscando su boca mientras su cuerpo se convulsionaba en un orgasmo largo.

Solo escuchaba la respiración de Sonia. Yo estaba totalmente empalmado y con ganas de tocarme pero todo había sido tan impactante que ni me podía mover. Entonces pensé que el polvo había terminado y que me tenía que ir, que me iban a ver, pero entonces Fran dijo:

  • Ahora por el culo

Y Sonia se incorporó y se aupó un poco para coger la polla de Fran. Luego fue bajando despacio mientras soltaba “diossss, que gusto”. Se quedó quieta un par de segundos y empezó de nuevo a moverse arriba y abajo, despacio, sin parar de gemir. Al poco, estaba de nuevo cabalgándolo rápidamente, pero esta vez con la polla metida en su culo. Me la saqué y me puse a pajearme, sin dejar de mirar. Pero entonces escuché ruido fuera y unas risas… habían llegado Gema y Lily. Me retiré despacio y sin hacer ruido, dejando a la pareja con el espectacular polvo, y me metí en mi habitación.

Al poco escuché como Gema y Lily pasaban por mi puerta, riéndose y haciendo “chistttt” y luego cerraban su puerta. Pensé en levantarme para volver a espiar pero al final me quedé tumbado, pajeándome hasta correrme, pensando en Sonia y como gemía.

Al día siguiente se despidió Lily dándonos besos y abrazos a todos. Gema se quedó un poco decaída pero pronto se animó. Quien estaba un poco nervioso era yo, no dejaba de pensar en lo que había visto la noche anterior. Me parecía increíble que una mujer tan espectacular y dominante como Sonia, en la cama fuera tan sumisa, no paraba de recordar su tono al hablar con Fran. La miraba mientras la escuchaba hablando con Gema y Fran, con ese deje chulesco que la caracterizaba, parecía otra. Pero sí veía que, aunque vacilaba mucho con Fran y parecía reírse de él por tonterías, lo miraba con mucho amor. Y él a ella. No paraban de darse besos, tocarse,… una pareja de enamorados a los que le iba el sexo duro.

Esa noche volvimos a salir y mientras bailábamos, Gema no paraba de morrearse conmigo, pegarse, tocarme… si la dejaba sola en la pista e iba a por algo de beber, al volver la encontraba rodeada de tíos, pero ella me veía y se me acercaba para morrearse delante de todos, esa noche solo estaba yo para ella, lo de recompensarme iba en serio. Incluso me hizo una mamada en el WC aunque sin terminar porque ella quería sexo y mucho. Cuando llegamos a la casa, Gema casi ni me dejó entrar en la habitación antes de desnudarme. Tuvimos una larga sesión de sexo, con una Gema insaciable que me dejó agotado. Me dormí pensando que si seguíamos así toda la semana, no iba a salir vivo, me iba a matar a polvos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s