Mª DEL CARMEN MÚRTULA

La flor no niega su perfume a quien se le acerca,

es generosa, pródiga, gratuita, desprendida…

ofrece desinteresadamente cuanto es,

sin esperar ser reconocida ni aplaudida.

Así tú, aunque no te reconozcan ni valoren,

ofrécete como eres a todo el que se acerca

sed desasida, dadivosa, desinteresada,

aun sin esperar ser correspondida.

No te canses de dar cuanto tienes y eres,

actúa con nobleza, honradez y dignidad,

y vive siempre según tu propia identidad.

Aun en los tiempos de deslealtad,

cuando te paguen mal por bien,

por encima de la crueldad

actúa siempre con gratuidad.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s