ESRUZA

Caminito que cruzas montañas y valles

sin pasar por el mar azul y cristalino;

si te encuentras, por las noches,

un lucero brillante, es el mismo

que ilumina el camino mío.

Caminito que vienes y vas,

como los luceros brillantes,

que también vienen y van,

y que a veces se esconden.

Caminito rodeado de flores silvestres

que esparcen su aroma que me envuelve

cuando, en mi imaginación, transito

por ese camino que no se borra.

Transito por él, extrañando el rumor del mar,

entrando y saliendo de la playa del Nayar,

en ese mar que ahora está quieto y tranquilo,

no hay camino que pase por ahí.

Caminito que cruzas montañas y valles,

llévame a la orilla de ese mar, ahora quieto,

y que tanto extraño en las noches estrelladas

 entrando y saliendo de mi playa,

y dile que el olvido me destruye. porque el amor no termina

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s