ESRUZA

Cada latido de mi corazón

repite tu nombre,

el viento le hace eco,

y los ecos me lastiman.

En cada sueño en que apareces

tu suspiro y el mío, llenos de placer

hacen una conjunción

que se convierte en una quimera.

Te nombro en mi mente,

te añoro y te evoco

al amanecer y al anochecer.

El tiempo no mata tu presencia

en mi vida; estás en mi corazón,

en mi mente y en mis sentidos.

Amor que me rompes en mil pedazos,

si tan solo olvidarte pudiera,

pero no puedo.

 Ese lugar lleno de sol,

que originó la metamorfosis

que creó un sueño,

es sólo eso, un sueño que,

por momentos, se hace realidad.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s