BETO BROM

Los preparativos vislumbran un sensible suspenso frente a las horas libres, carentes de especial importancia.

Tiempo en demasía sin, quizás, un verdadero significado palpable.

Las cosas superfluas, ideas frustradas, intentos fallidos, uno a uno, como soldados de plomo, desfilan en un imaginario evento, como representando épocas pasadas que ya no volverán.

La mente limpia, absorta en sentimientos extraños que como olas, en vendavales, arrasan contra los deseos, transformados en inmensas rocas que el fuerte viento no atina a mover del lugar.

Una única esperanza, capaz de evacuar las dudas: utilizar los minutos como escalera para alcanzar las horas, y en forma pausada, pues nada apremia, completar el ciclo diario de nuestro existir.

Hemos llegado a la recta final, de aquí en más no habrá vencedores ni vencidos.

El sol renace, anuncia un día pleno de emociones y experiencias.

La necesidad nos obliga, sin aplicar excesivo esfuerzo, a fortalecernos para afrontar una labor distinta, con mira al futuro ya tan cercano.

*/*/*/*

                

*Registrado/Safecreative N°0912245194812

Un comentario sobre “Comienzo después del final

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s