ESRUZA

Estaré presente siempre:

En la suave brisa del mar,

en la marea entrando y saliendo

de la playa en una madrugada.

En el mar embravecido,

en el viento huracanado.

En esas huellas solitarias

sobre la arena blanca

de una playa imaginaria.

En los hermosos crepúsculos;

también en las noches tibias de un cielo azul

donde habrá luna, estrellas  y luceros.

En el viento suave de las mañanas,

en el sol ardiente de las tardes,

en las hojas que caen suavemente

sobre el pasto lleno ya de ellas en otoño,

y en el frío viento del invierno.

En esa melodía que acaricia los oídos,

o cuando veas una flor de azalea.

En un poema de ese viejo libro de poemas,

tal vez olvidado en un cajón.

Estaré presente en tus pensamientos

cuando la soledad sea más fuerte, y

te pese más el correr de los años,

y las añoranzas, las evocaciones,

lleguen sin ser llamadas como una ráfaga

de viento que se va rápidamente

estaré presente, aunque no quieras.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s