Mª DEL CARMEN MÚRTULA

Allá, en lo más hondo del alma, donde se oculta los secretos,

habita lo bueno y lo malo, el bien y el mal,

la luz y las tinieblas, lo mejor y peor de mí existencia.

Son huéspedes innatos que ocupan mi realidad.

Son compañía y misterio, fortaleza y debilidad,

brisa y a la vez tormenta, son mi maldad y mi bondad.

Allá, en el más profundo centro, se vislumbran unas batallas

que luchan por conquistarme y dominar mis entrañas.

Es una guerra donde he de vencer al egoísmo,

a la indiferencia, la injusticia, el odio… y cualquier pasión.

He de destruir el mal de este conflicto existencial,

si quiero ser la dueña y dominar la situación.

¿Quién se hará con la victoria?

Depende de a quien alimente y vigorice,

a quien impulse y robustezca,

a quien exhorte y adiestre,

a quien sostenga y fortalezca.

Esto es tarea cotidiana, hace falta resistir.

Si se pierde alguna batalla por debilidad,

si hay fracasos y derrotas en nuestro luchar…

Cada paso dado, cada bache superado,

cada momento de éxito, hay que saber celebrar.

Lo importante es hacernos con la victoria,

y al final de nuestra vida terrenal

el bien hemos de ver triunfar,

entonces disfrutaremos de nuestro triunfo final,

y en ello estará nuestra gloria.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s