ESRUZA

Fuiste luz,

que alumbró un buen tiempo

el obscuro sendero de la vida

Yo, lámpara incandescente

que dio calor y abrigo

Pero esa lámpara se apagó

y no me quedan fuerzas

para volver a encenderla.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s