ANA MARÍA OTERO

La pelota rebota y tampoco esta vez a ti te toca, porque también hoy cae en otro lugar y es ahí donde jugará.

Te preguntas cuando será tu turno, cuando te va a tocar y así poder jugar. Disfrutar de ese momento que, la verdad, parece que nunca va a llegar. ¿De veras alguna vez será, o nunca ocurrirá?

A veces parece una inútil espera, que inevitablemente desespera, pero que realmente merece la pena según dicen los afortunados a los que alguna vez les ha tocado.

https://anamariaotero.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s