ESRUZA

ESRUZA

El horizonte se adivina gris.

Desearía que en él se perdieran las palabras,

esas que lastiman, pero que se quedan grabadas

sin recibir un honesto y oportuno “lo siento”.

También se pierden los te quiero, los te amo,

ya no quiero recordar.

Todo se ha perdido en las confusiones,

pero no hay aclaraciones, nunca las hubo,

miedo a las palabras.

Ahora, un gris horizonte es lo único que queda

porque en él se pierde todo.

Se desearía recibir palabras sinceras, sensibles,

pero eso es imposible.

Es difícil imaginar un horizonte vacío;

ciertamente, las palabras se desgastan,

las acciones prevalecen.

Los sentimientos persisten, pero dolidos;

difícil es romperlos abruptamente.

Todo se pierde en un gris horizonte.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s