ESRUZA

Tu decir me provoca

emociones sin par.

Eres diestro en las palabras,

también en sueños prohibidos.

Esos sueños me causan

sensaciones alteradas.

Sueña, sueña, amor mío

que los sueños se transmiten

al pensar en el ser amado.

Quiero tus sueños que

se originan en El Nayar, pero

más tus realidades.

Evocaciones que no se olvidan

aunque se quieran olvidar.

El presente es difuso, pero sigue,

sigue soñando, y me incluyes

en tus sueños, como yo quisiera

que entraras tú, sólo tú, a los míos,

a través de las olas del Nayar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s