MOISÉS ESTÉVEZ

‘vida’
8 de diciembre de 1980. En su pequeño apartamento neoyorquino
envolvía regalos prenavideños mientras esperaba a que sus hijos llegaran para
cenar.
8 de diciembre de 1977 – cariño, bajo al 7-Eleven de la esquina a
comprar un par de cosas, no tardo – Esas serían las últimas palabras que de su
amado esposo oyera.
Una calle mal iluminada, un paso de peatones torpemente colocado, un
conductor ebrio… un cúmulo de coincidencias mortales que hicieron posible
sesgar una vida. Una vida plena, feliz, llena de ilusiones y proyectos, de amor,
por la familia, por los amigos…
El sonido de la puerta le arrancó la nostalgia de sus pensamientos…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s