ISA HDEZ

Sé que estás en algún lugar lejano y que en tus noches de insomnio me recuerdas y me sueñas como si de verdad me quisieras y no me pudieras borrar de tus pensamientos. Puede que, además, desees acariciar mi piel y sentir el pulso de mi corazón y hasta que pienses que nadie en el mundo sentirá nada parecido ni siquiera que se atreva a decirlo, aunque lo sintiera. Quizás no estás tan lejos y andes errante buscándome sin saber que estoy cercana y que una palabra que pronunciaras, con que dijeras mi nombre, ese nombre que te atormenta y que oyes como un eco en tus sienes, sí, que a veces tienes que pulsar porque te machaca, ese nombre que te acompaña noche y día y que aún queriendo n logras arrancarlo de tu pensamiento como si fuera una tortura a veces dulce y otras amarga, ese nombre, Paula, si lo mentaras, bastaría para encontrarme. Pero lo llevas guardado en el alma como un talismán que te acompaña en tu vida de apariencia glamurosa. Lo percibo en el color miel de tus ojos tristes que aparentan tristeza y que siempre andan mirando entre la multitud, como si me escudriñaras sin saber siquiera en qué lugar buscarme, y te quedas con la mirada perdida como si te derrumbaras cuando no ves al forma de encontrarme. Yo te miro cada noche sin que tú me veas y solo con eso, solo con saber que andas por ahí en derredor mío o en la distancia, sigo vigilante en mis sueños como si en alguno de ellos nuestros ojos se encontraran, se miraran, se besaran.

© Isa Hdez

Un comentario sobre “La distancia #Reload

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s