ANA MARÍA OTERO

   Igual que todas las mañanas también hoy se acerca a su particular ventana y aprecia como las nubes le desean buenos días dibujando en el cielo sonrisas mientras su ave favorita se aproxima  llenando el aire con esa melodía que según ella vaticina un buen día.

   Sonríe satisfecha preguntándose si acaso se puede pedir más: luz, vida y alegría. Valiosos regalos en los que según ella, quien no es capaz de apreciar al menos un atisbo de felicidad, seguramente ni en las grandiosas cosas la va a encontrar jamás. Y como siempre su compañera le devuelve la sonrisa, preguntándose una vez más si lo apropiado es sentir lástima o envidiar a aquella peculiar mujer que mirando hacia una de las paredes de aquella habitación sin ventanas cuya pintura blanca se aprecia precariamente conservada, en ella encuentra toda aquella dicha que su sincera sonrisa siempre transmitía.

https://anamariaotero.com

2 comentarios sobre “Como siempre un buen día

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s