ROCÍO PRIETO VALDIVIA

Puedo recordar los pasos, el tono de la voz.

el color de la mirada.

Puedo leerlo de vez en cuándo.

Volar en un mundo dónde todas pierden y yo gano.

El calor de los abrazos, lo dulce de los besos.

Más en un segundo mis alas  llenas de fuego lo han consumido todo.

 Tijuana duerme, él no está y si está en otros rumbos.

En la distancia, en este verso.

     Y mis alas vuelan junto a él.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s