Mª DEL CARMEN MÚRTULA

Anoche soñé que el viento me susurraba sus secretos. 

El viento habla un idioma universal

compuesto por miles de voces,

aunque hasta hoy casi nunca lo entendí.

Pero anoche comprendí el idioma de los vientos                                       

y quiero transformar su voz en mis palabras                                                        

para que puedas vibrar al son de sus lamentos.

Escuché sus historias de gemidos

 ante tantas voces humanas que sollozan

y despliegan sus quejidos

al susurrarlos en silencio o entre suspiros.

Me manifestó cómo hemos de mirar el mundo

porque la vida humana no es utilitaria,                                                                       

no es justo que el valor de la persona radique                                                                             en lo que pueda producir, trabajar o fabricar.

La persona se convierte en simple maquinaria,                            

pudiendo ser desechada cuando no indique                                          

ya valor, por resultar inútil o innecesaria.

Pero la dignidad humana está por encima                                               

de cualquier régimen económico.

La dignidad humana, es más, es gratuita,                                                        

protege a la persona, por el simple hecho de existir,                                                                                                                                          

frente a cualquier ideología, régimen o situación política,

va más allá de lo rentable, simplemente por vivir.

Me contó de verdades injustamente tapadas y acalladas                                           

por los golpes a inocentes que solo pueden llorar

cuando el viento los susurra y acaricia.

Si, sus lamentos son escuchados por los vientos                                   

y luego llevados por ellos del uno al otro confín

buscando quienes sus lamentos quieran oír.

 Hoy el viento, sigue guardando sus secretos,                                                              

y llevando su mensaje hasta lugares recónditos,

depositando sus confidencias en sabios y sensatos

pues solo ellos creen en sus reflexiones y lamentos.

http://minovela.home.blog

2 comentarios sobre “Cosas del viento

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s