FRAN REL

DANI
Me desperté al escuchar un ruido. Abrí los ojos y me quedé desorientado mirando una lámpara de techo que no reconocía. Giré la cabeza y vi a Marta y entonces recordé. Miré como Marta estaba recogiendo la ropa que habíamos tirado. Llevaba un pijama de invierno, con osos o algo así, nada sexy. Además, ya iba con su pelo recogido y sus gafas. Dije:
– Buenos días

Y ella dio un salto diciendo:
– Que susto!!!
– Lo siento
– No, siento haberte despertado, estaba recogiendo todo esto, debería haber esperado…
– No, no pasa nada ¿Qué hora es?
– Las 10
– ¿Llevas mucho levantada?
– No, no sé, un rato (llevaba casi dos horas)

Me levanté de la cama, desnudo. Marta me vio y apartó la mirada, avergonzada. Me reí:
– Después de lo de anoche ¿te da corte?

Marta no dijo nada y se giró como haciendo cosas. Cogí mi ropa y comencé a ponérmela. Entonces ella dijo:
– ¿Quieres desayunar?
– Vale
– Café ¿no?
– Sí
– Vale, ahí está el baño y la cocina ya lo sabes… voy a prepararlo

Y salió casi corriendo…

MARTA……….
«madre mía, que bueno está». Se notaba la cara colorada… pensó «mira que soy idiota, apartar la mirada y ponerme colorada… pensará que soy tonta». Preparé café y unas tostadas mientras escuchaba a Dani entrar en el baño. No me había dado tiempo a coger ropa para quitarme este estúpido pijama, había ido a la habitación intentando no hacer ruido para cambiarse antes de que se despertara pero la había cagado y lo había despertado, y ahora la había visto con estas pintas…

Escuché la cisterna y luego agua… al poco salió Dani resplandeciente. Joder, solo se había echado agua en la cara y estaba ya para comérselo.

DANI…….
Mientras me lavaba la cara recordé la noche anterior… no sé que me había pasado, había sentido una excitación inesperada y muy fuerte, y encima había durado poquísimo durante el sexo… que mal. Fui a la cocina y nos pusimos a desayunar. Estábamos los dos un poco cortados, empecé a hablar de otras cosas, de las clases, y eso la animó a hablar un poco pero luego nos volvimos a callar. Entonces le dije:
– Perdona si te hice daño anoche
– ¿Daño?
– Sí, ya sabes… durante…
– Ah
– Es que no me di cuenta que te dolía
– No pasa nada jaja (poniéndose colorada)
– Pero te corté el rollo, lo siento
– No, no

Marta era un manojo de nervios, lo veía claramente. Estaba realmente incómoda hablando de eso. Tenía claro que ni se corrió ni nada porque seguramente le había estado doliendo todo el rato. Durante el polvo ni lo pensé pero ahora lo veía claro. Entonces ella cambió de tema.

Terminamos de desayunar y me fui. En la puerta nos despedimos con dos besos. Menudo papelón había hecho esa noche, estaba claro que a partir de ahora, estaríamos los dos incómodos cuando estuviéramos juntos.

Mientras bajaba en el ascensor miré el móvil, nada de Gema, ni mensajes ni me había llamado, había pasado totalmente de mí. Me fui a mi casa y me pasé el domingo vagueando. Por la noche dio señales de vida Gema:
– Neneeeee, lo sientoooo
– Hola ¿Dónde estabas?
– Con Lily y otra gente, pero es que me dejé el móvil aquí, soy un desastre… acabo de ver tus mensajes y llamadas, lo sientooooo
– No pasa nada
– ¿Y qué te cuentas? ¿Qué tal la fiesta?

Y le conté todo, incluido lo de Marta. Cuando terminé me dijo:
– Nene, no me gusta que le des tanta importancia al físico
– ¿Por qué dices eso?
– Has repetido varias veces lo de las pocas tetas de Marta, que no es demasiado guapa…
– Bueno, era solo por describírtela
– Pero luego me cuentas la excitación que sentiste, que te lo pasaste bien…
– Ya es que…
– Mira, yo era como Marta, casi no tenía pecho
– Pero no…
– Y mi última novia, con la que estuve un par de meses, era rellenita, vamos, hacía más de dos veces yo jajaja, y nos lo pasábamos genial en la cama
– Pero si eso me parece bien
– No, te quiere parecer bien, pero casi te has excusado por follarte a esa chica
– No quería decir eso
– Pues me lo ha parecido
– Ya, es que no sé, lo que quería decir es que estoy sorprendido porque hasta ayer no me había fijado en ella de esa forma
– ¿Te la volverías a follar?
– No creo que vaya a volver a pasar, estuve regular jeje
– ¿Por que le dolió algo? la vagina se adapta sin problema… nene, la tienes grande pero no tanto jajaja, siento decirte que me he follado pollas más gordas y grandes, incluso por detrás jajaja
– jajaja, que bruta
– jajajaja, sí, es que no sé, es que no me ha gustado eso de que por follarte a alguien que no es super guapa o atractiva, te avergüences
– No, joe, te lo he contado ¿no? si me avergonzara, lo habría ocultado. Además, no he dicho que la chica sea fea, es solo que tiene pocas curvas y mi tipo no es ese
– También es verdad… no sé, estoy susceptible con las tetas pequeñas jajaja lo siento
– No, si algo de razón tienes… no es mi tipo pero me gustó la experiencia
– Entonces ¿vas a volver a quedar con ella?
– Pufff, no sé, a ver mañana como la veo en clase…
– Tú éntrale, si no quiere, pues ya está, te quedas con la buena experiencia
– Tampoco la quiero como novia ¿eh? solo para echar un polvo o dos más como mucho
– jajajaja ya, ya
– Hoy estaba muy cortada, es una chica demasiado tímida
– Cada una es como es, yo no sé que es eso de la timidez jajaja
– Está claro jeje
– Bueno, nene, te dejo, estoy reventada, mañana hablamos
– Buenas noches Gema
– Buenas noches tontín

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s