DO.LOBERA

4- La caballera Siriel

Mientras Lamia empezaba a criar al pequeño dragón, en otra parte del reino de Lobera, la valiente caballera Siriel buscaba con ahínco el huevo de dragón. Hacía muchos años Kara, la dragona, la había salvado cuando se había perdido en el bosque de las canciones, desde entonces tenía una deuda de vida con ella. Sin embargo, al volver de un viaje, la había encontrado muerta y ahora su deuda de vida recaía en su hijo al que debía encontrar a toda costa.

Había puesto patas arriba el pueblo maldito sin encontrarlo. Aún así, había conseguido recuperar el tesoro para el pequeño dragón. Ahora, este se hallaba protegido por hechizos mágicos hasta que su dueño volviera.

Siriel había llegado al bosque de las canciones en un intento de rastrear el huevo. Ya se conocía muy bien el lugar y tampoco le afectaban las canciones que intentaban retenerla. Iba a visitar a su amiga Galena. Se encontraba en el centro del bosque, en el lago. Sacó su amuleto para iluminar el camino hasta el lago, pues aunque este estaba en el centro, no dejaba acceder a nadie. Gracias al amuleto, los arboles fueron moviéndose mientras la hierba mostraba las piedras que marcaban el camino.

En poco tiempo llegó al lago, donde las sirenas cantaban sus canciones apoyadas en las rocas. Una de ellas, al verla, se acercó hasta la orilla con alegría. Aunque esta desapareció al ver el semblante triste y compungido de la caballera.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s