JUAN LUIS HENARES

Vengo de tiempos lejanos, siglos de existencia fortalecieron mi reputación. Nací con la antigua Grecia, crecí en la Roma de los emperadores, alcancé la mayoría de edad durante la Sagrada Inquisición y me gradué el siglo pasado en los campos de concentración de Auschwitz, Treblinka y Dachau. Mi fama se ha esparcido por todos los rincones del planeta y, aunque me nieguen y oculten, me necesitan: he sido —y soy— leal trabajadora e indispensable instrumento al servicio del Poder.

Hoy —finales de la segunda década del siglo XXI— me han llamado de nuevo a unas tierras que ya he visitado en diversas oportunidades; parece que al sur del extenso continente americano las cosas se han puesto difíciles para mis patrones y reclaman urgente mi presencia.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s