ARCADIO M.

La luz tenue de la pista y el asalto a los altavoces del bailar pegados de Sergio Dalma, propició el ambiente perfecto para que, manteniendo la caballerosidad, la abrazase suavemente, con una mano encima de la otra a media altura de la espalda. Ella le rodeó al tiempo el cuello con sus brazos y descansó la cabeza a la altura de su hombro. Se sumergieron en un vaivén lento, al compás de la mítica canción, mientras el mundo desaparecía alrededor de ellos al tiempo que transcurrían las notas. Ya para el final, se miraron a los ojos en la penumbra del local y sus labios se rozaron suavemente, mientras sus ojos se sumergían unos en los otros. El ritmo de sus corazones se aceleraba al mismo tiempo que la canción terminaba. El tímido beso inicial dio paso a un bocado de pasión y lujuria, a un abrazo infinito mientras los dos se fundían en uno y se devoraban con la ferocidad de haber alcanzado la ambrosía de sus deseos. Sergio Dalma hizo silencio y la luz los volvió a la realidad. Se separaron ligeramente mientras continuaban poseyéndose con las miradas, se agarraron de la mano y se fueron.

Entre atónitos e envidiosos se quedaron los que habían sido público de aquella escena. Lo que pasó después lo imaginó cada uno a su gusto. Desde la escena en que entraban en el coche y se rasgaban la ropa para saciar aquel deseo mutuo, hasta los que se los imaginaban besándose hasta entrar en la habitación del motel, donde con suavidad y delicadeza irían descubriendo sus cuerpos hasta saciar el anhelo de fundirse en uno solo.

La pista se iluminó. La música se calló. Y el pincha dirigió unas palabras de agradecimiento e invitación a la próxima velada. La noche tocaba fin.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s