FRAN REL

GEMA:

El teléfono sonaba insistentemente pero ya llegaba tarde, no quería perder más el tiempo y lo estaba ignorando, pero entonces miré quien llamaba y descolgué rápidamente:
Gema: Hola Cariiiiiii
Sonia: Hola Gemita
Fran: Hola preciosa
Gema: Fran!!!! que me gusta que me llaméis
Fran: Pues más te va a gustar cuando sepas por qué te llamamos

Me senté, a la mierda la cita, pocas cosas son más importantes que mi Fran y mi Sonia.
G: ¿Sí? cuenta, cuenta
S: Pasado mañana voy a tu ciudad y me quedo por la noche, te invito a cenar y nos ponemos al día ¿Vale?
G: ¿Siiiii? claroooo (que alegría me había dado de pronto)
F: que envidia me dais
G: ¿Tú no vienes?
F: No, Sonia va por trabajo, yo tengo que currar pero en la oficina
G: Ohhhhh

Me jodió no ver a Fran, pero entonces me recuperé:
G: Bueno, noche de chicas ¿verdad Sonia?
S: Sí, pero seremos buenas ¿eh? ya sabes la regla

Hice un mohín, la regla, sí.
G: joooo, la puta regla
F: jajajaja
G: Bueno, pero te invito yo
S: ni hablar, ya he reservado e invito yo, luego tú invitas a una copa
G: eso seguro
F: pero no me la emborraches ¿eh? que le sale el lado zorra
S: el lado zorra lo tengo siempre, cariño
G: jajaja
F: jajaja
G: vale, nos portaremos bien
F: Bueno, ya le contarás mañana con detalle a Sonia pero ¿Qué te cuentas? ¿sigues con esa chica?
G: sí, más o menos, ya sabes que no quiero relaciones
F: ya
G: ¿Y os acordáis del chico de enfrente?
S: ¿El mirón pajillero?
G: sí, pues estoy dudando
F: ¿Al final te lo vas a tirar?
G: puede
S: pero si dices que es un yogurín pajillero jajaja
G: está muy bueno y es un encanto
F: jajaja
S: pero ¿Cómo la tiene? que ya sabes que los guapitos luego pueden no dar la talla y te llevas un chasco
G: jajaja, pues no lo sé, no se la he visto ni preguntado
S: pues que te la enseñe, total, a ti ya te ha visto todo ¿no?
G: jajaja, me gustan las sorpresas
S: que a ver si vuelves a follar con los tíos y te llevas una desilusión al vérsela
G: jajaja, que mala eres, pero a mí no me importa tanto el tamaño
S: ya, claro, que a mí no me engañas
F: nena, que no todas están obsesionadas por las pollas grandes, que parece que solo te sirve un tío si la tiene grande
S: pues sí, si tú no tuvieras lo «tuyo», no estaría contigo, está claro
F: joe, me siento un objeto

Y los dos se pusieron a discutir riendo, Fran haciéndose el ofendido y Sonia diciendo que solo estaba con él por su polla, cuando ambos estaban locos el uno por el otro… que envidia me daban.

Entonces Fran dijo:
F: pero el chico éste mmmm si te gustara solo para follar, ya te lo habrías follado ¿no?
G: me gusta como para follármelo, pero temo que él quiera más, no es muy maduro
S: Piensas que él se va a colar por ti y tú no quieres relaciones ¿no?
G: eso es
F: pues se lo dices, a los tíos nos encanta follar y adiós muy buenas
G: jajaja, tampoco quiero eso, solo follármelo una vez… me gusta y me cae bien
S: huy, huy
G: no, ya os digo que de relaciones nada… además, nos traemos un pequeño juego y me gusta mucho ese juego
F: ufff, jueguecitos… ya sabes lo peligrosos que son, mira a Sonia y a mí, los juegos nos llevaron a un montón de enfados y casi nos cuesta dejar de vernos
S: porque eres tonto y no te enteras de las cosas
F: ya, eso lo sé, soy muy tonto, pero igual de tonto puede ser ese chico ¿no?
G: jeje, sí, seguro, pero me pone mucho el juego
S: pues en la cena me cuentas ese juego con detalle, que a mí me gustan también
F: puff, tú no le hagas caso, que Sonia es muy manipuladora
G: pues como somos todas jajaja
S: jajaja
F: ya, ya, vosotras reíros pero ya me da pena ese chico y ni lo conozco

Seguimos hablando y hablando y cuando miré el reloj, llevábamos una hora y Lily escribiéndome… que desastre soy, pero se me pasaba el tiempo volando hablando con estos dos. Me fui corriendo, llamándola para disculparme y diciéndole que en la cama me disculparía aún más jeje.

DANI:

Unos días después Gema me contó como se había liado con Sara:
– Por la mañana, antes de irme al gimnasio me dijo que estaba muy cansada de tanto estudiar, que necesita un descanso y desconectar pero que su novio no quería salir.
– ¿Y el otro? (refiriéndome al amigo que se tiraba)
– No dijo nada del otro
– Ya
– Le dije de quedar nosotras, noche de chicas, también con Maite, y dijo que guay. Pero por la tarde me dijo que Maite se quedaba a estudiar con otros, fuera. Entonces le dije de quedarnos en casa, pedir unas pizzas y ver la tele. Y me dijo que sí. Entonces es cuando lo vi claro, esa noche era la mía, y por eso te escribí y te lo iba a contar para que estuvieras preparado y no te fueras a estudiar fuera.
– Pero al final no lo hiciste
– No tuve tiempo
– Ya
– Empezamos a comer, luego sacamos chupitos y se emborrachó. Me estuvo contando que su novio besaba bien pero follaba de pena. Luego me contó lo de su amante, que era mejor pero que se habían peleado. Y que estaba depre.
– Y viste tu oportunidad
– Sí, pero no hizo falta nada, fue ella la que atacó jaja
– ¿Sí?
– Sí, ya te dije que se le notaba que tenía curiosidad
– Aún no me lo creo
– Jajaja, es que sabes muy poco nene
– Ya veo
– Y me la llevé al cuarto, y el resto ya lo sabes
– Sí, bueno, y dejaste todo preparado antes para el espectáculo
– Claro, te lo debía ¿no? y yo siempre cumplo jaja
– Y menudo espectáculo
– jajaja
– Y ahora ¿no te pide más sexo?
– No, bueno, ella no es lesbi, es solo probar
– Pues probó con muchas ganas
– Sí, ganas tenía, y le gustó, supongo que volverá a probar, quizás lo intente conmigo, no sé
– ¿Follarás con ella más veces?
– No creo, no sé, depende
– ¿Depende?
– De como me pille jeje
– ¿Y seguro que era la primera vez de Sara?
– Sí
– No sé, la veía muy participativa, la otra chica que era novata, la morenita delgada, se la veía muy parailla
– jajaja, es que tú viste el inicio con esa chica, cuesta arrancar, pero luego en la cama fue muy participativa
– Ah
– Y con Sara no viste el inicio, eso ocurrió en el sofá. Me dio un beso y luego se quedó cortada. Pero estuvimos unos minutos tonteando en el sofá hasta que nos enrollamos de verás. Cuando llegamos al cuarto, ya íbamos cachondas perdidas jajaja
– Ahhhh

Nos quedamos callados un ratillo. Entonces le dije:
– Y siento lo del final
– ¿El qué?
– Pues lo que te conté y correrme sin esperarte… es que me emocioné
– jajaja, pero si estuvo muy bien ¿te vas a disculpar?
– Pero si no te corriste
– Anda que no!!! pero ¿Qué dices?
– Te lo conté como yo yo te estuviera tocando, no Sara, eso te pondría poco
– No nene, me encantó saber como me ves, si todo lo que dijiste era estupendo, me tienes en un altar jajaja
– Claro, no es para menos
– ¿Y crees que eso no me gusta? anda que ya te vale
– ¿En serio te corriste?
– Pero si ni podía hablar del orgasmo que tenía jajaja
– mmm, es que no se te escuchó
– Eso fue un fallo mío, giré la cabeza contra la almohada, pero vaya si me corrí jaja
– ¿sí?
– Sí, bueno, tampoco quería que Sara me escuchara, no quedaría muy bien que supiera que me estaba masturbando justo después de irse ¿no crees? jeje
– ahhh
– pero fue un final genial, muy feliz jajaja
– Ah, genial
– Eres un narrador estupendo, en serio, fue super excitante, ahora entiendo a tu tía como se siente cuando le dices piropos jajaja
– jajaja
– Y hablando de tu tía ¿ya has pensado algo?
– Pufff, que va, pero que ellos lo hacen con la luz apagada
– Ohhhh, pero ¿no me dijiste que los habías visto?
– Las siluetas
– Bueno, me conformaré con eso
– No sé si se verá algo con el móvil
– Tú lo intentas ¿vale?
– Vale, vale
– De todas formas, no te llamo por esto, era por otra cosa
– Dime
– Mañana he quedado con una muy buena amiga
– Ah, genial
– Y quiero que te vengas

Me quedé pensando ¿Quería liarme con la amiga?
– Pero ¿Qué quieres? ¿Liarme con ella?
– Nooo, jajaja
– Es un ligue tuyo ¿no?
– No, bueno, es complicado… es que es la novia de mi mejor amigo… y ella es mi mejor amiga, aunque estuvo un montón de tiempo sin hablarme porque me tiré a su marido delante de ella
– ¿Cómo????
– jajaja, ya te he dicho que es complicado jeje. Pero ahora somos muy amigas, y le conté el rollito que nos traemos tú y yo con lo de la ventana y tiene curiosidad por conocerte
– Joder, ¿se lo has contado?
– Sí, es mi mejor amiga, ya te lo he dicho
– Pero es que me dejas como un mirón
– No, como un mirón pajjillero jajaja
– Todavía peor
– jajaja, pero que sabe que es consentido, que no pasa nada
– Ya pero…
– Pero nada, te vienes, ya te diré la hora y el bar
– Pero es que estoy estudiando
– Te relajas una hora, no seas tan estricto
– Pufff
– Además, las dos iremos arregladas y mi amiga es un bombón, ya verás
– No sé
– Anda, nene, solo una horita, verás como te diviertes y relajas la cabeza
– Claro, la que se divertirá eres tú luego con ella ¿no?
– Que no, que tiene novio y no le pone cuernos, y su novio es mi mejor amigo, ninguna le haríamos eso
– Bueno, vale, pero solo una hora
– Sí, sí, sin problema, ella tiene que trabajar al día siguiente, estará aquí por ese trabajo y debe madrugar

Que cita más rara, pero ya tenía curiosidad.

GEMA:
Al día siguiente quedé con Sonia en el restaurante. Estaba guapísima, con su melena negra y un vestido elegante y discreto, como a ella le gustaba, que no enseñaba nada pero dejaba claro su tremendo atractivo. Fue verla y entrarme el cosquilleo, me la estaría follando toda la noche, pero no iba a pasar, la puta regla.

Cenamos y no paramos de hablar y reír, Sonia contaba poco, como siempre, pero yo le contaba todo y ella reía, preguntaba, se preocupaba… Le conté todo sobre el juego que me traía con Dani y su tía, y ella rio y hasta me dio algunos consejos, le hizo mucha gracia el juego. Luego la llevé al bar donde habíamos quedado con Dani.

Sonia y yo llegamos antes y Sonia empezó a pedir. Dani llegó media hora después, puntual porque era a la hora que había quedado con él. Sonia le dio dos besos y me miró, noté que Dani le gustaba.

DANI………..
Cuando llegué, ellas ya habían empezado a beber. Lo que vi me dejó cortado porque Gema iba guapísima, se había maquillado y llevaba un suéter de esos «dama de honor» con los hombros al aire y muy ajustado, destacando muchísimo sus pechos. Debajo llevaba unos pantalones de vestir muy ajustados, remarcando su culo. Estaba impresionante. Pero la amiga, puffff, tenía algo que te dejaba tonto. Era algo mayor que Gema pero imponía un montón. Quizás no era tan guapa como Gema pero era todo sexualidad, atractiva a rabiar. Además, vestía sin enseñar nada, solo los brazos, y muy elegante. Y a pesar de que no enseñaba escote ni nada, estaba claro que tenía unos pechos grandes y sugerentes. Era toda una mujer, impresionante, muy elegante y acojonaba un poco por como miraba, con una intensidad que me dejaba tonto. Al principio no sabía que decir, me sentía fuera de lugar con dos mujeres tan atractivas pero las dos me metieron pronto en la conversación:
G: menos mal que ya has llegado
D: ¿Por? ¿ya os queréis ir?
G: que no paran de entrarnos, siempre igual con Sonia, no se puede salir tranquila con ella, no paran de entrarnos los tíos jajaja
S: claro, por mí, no por ti porque vas horrible y eres horrenda
G: jajaja
S: tú no le hagas mucho caso, que está muy loca, los tíos no paraban de mirarle esos melones que se ha puesto
G: si, los míos, los tuyos no los miraban
S: ¿Tú que opinas?
D: pues que os miraban a las dos, está claro
S: míralo, no se moja, es listo
G: es muy listo jajaja
D: entonces, ahora todo el bar me mira con envidia ¿no?
G: jajaja, no porque Sonia les ha dicho a todos que somos lesbianas
S: algo de verdad es ¿no?
G: jajaja, es muy borde con los tíos cuando le entran
S: ¿Para qué voy a ser simpática? si no busco nada y quiero estar tranquila con mi amiga
D: pues tiene razón
S: ¿Ves? él me entiende

Y así estuvieron un buen rato, bromeando. Sonia no era de esas chicas que ríen abiertamente a carcajadas, sonríe o parece medio seria pero no paraba de bromear, y Gema era la que no paraba de reír, eran muy diferentes.

GEMA…………
Dani estaba un poco cortado, y nosotras dos, con varios chupitos, estábamos muy parlanchinas. Pero empezamos a bromear y él se integró muy bien con nuestras bromas. Entonces Sonia sacó el tema de la ventana y Dani, con bastante vergüenza, admitió todo. Sonia le metía caña pero se reía, le decía que lo entendía, que ella también habría mirado.

Los dos conectaron muy bien desde el principio. Seguimos pidiendo bebidas y a animarnos. Entonces Sonia dijo que quería bailar, que fuéramos a otro sitio.

Estuvimos un buen rato bailando y bebiendo algo más. Sonia y yo nos pasamos bastante con la bebida, y eso que ninguna de las dos solemos beber. Dani se contuvo, llevaba el coche. Me gustó ver que Dani bailaba bien, y no se cortaba con Sonia, que lo agarraba, se le acercaba… Sonia intentaba ponerlo nervioso, y lo conseguía, pero Dani se desenvolvía bien, riéndose y bailando pegado a ella.

Entonces nos sentamos en un reservado de dos, los tres juntos, muy pegados, con Dani entre las dos. Y Sonia dijo:
S: yo tengo una teoría
G: ay dios
D: ¿Sobre qué?
S: sobre los chicos guapos y sus pollas
G: Sonia!!!
D: ¿Una teoría sobre eso???
S: Sí, los chicos guapos soléis tenerla pequeña
G: eso no es verdad, mira Javi
S: Javi es la excepción que confirma la regla, con el resto, lo tengo claro, chico guapo, polla pequeña
G: jajaja
D: ¿Quién es Javi?
G: su exmarido
D: ¿Estás divorciada?
S: sí, nene, sí
G: Javi es guapísimo, es nuestro príncipe azul jajaja
S: Sí, el príncipe azul que nos salió medio rana
G: jajaja, no seas mala
D: no me entero
G: nada, que Sonia es muy bicho, Javi es guapo y la tiene bien, esa teoría es una chorrada
S: no lo es, para nada, pero vamos a comprobarlo

Y entonces Sonia le metió mano al paquete de Dani.

DANI………..
«Joder… no me lo esperaba, este pedazo de tía me está metiendo mano!!!» pensé. Entonces ella dijo:
– Hay que darle emoción a esto, ven nena

Y entonces Gema se acercó. Noté las tetas de las dos en mis brazos, una a cada lado. Y vi a escasos centímetros, como las dos se besaban suavemente, primero con los labios y luego vi como entreabrían la boca para entrelazar lentamente sus lenguas. Se me puso dura de inmediato mientras Sonia no dejaba de apretarme el paquete. Entonces se separaron y Sonia dijo:
– Vaya

Y retiró la mano. Gema dijo:
G: Vaya ¿qué?
S: Compruébalo tú misma

Y ahora fue Gema la que me cogió el paquete y sonrió:
G: ¿Ves como era una chorrada tu teoría?
S: otra excepción a mi regla
G: jajaja
S: anda, otro baile y nos vamos

Sonia se levantó pero Gema se quedó quieta, sin soltar mi paquete y mirándome con una sonrisita extraña. Yo estaba casi en shock y como moviera más la mano, me iba a correr. Sonia dijo:
S: Venga, niña, suéltalo, que se va a correr como sigas así
G: jajaja
S: Tú ven cuando te puedas levantar

Y Gema descojonada se levantó y se agarró a Sonia. Las dos se fueron riéndose y yo sentado con cara de gilipollas. ¿Qué había pasado? joder, me acababan de piropear de la forma más extraña que me había pasado jamás. Pasados unos segundos recuperé la compostura y me uní a ellas.

Acabamos la noche llevando a Sonia a su hotel. Allí salimos los tres del coche. Sonia y Gema se abrazaron y besaron, pero en la cara. Luego Sonia se acercó a mí y también me abrazó y besó en la cara. La vimos entrar en su hotel, iba achispada pero para nada se le notaba andando, se movía sensualmente y con estilo. Gema y yo nos metimos en mi coche sin decir mucho más.

DANI
Llegamos a la casa, al final la hora que me dijo Gema que íbamos a estar de fiesta se había convertido casi en cuatro horas, pero había merecido mucho la pena. Nos metimos en el portal. Gema tenía que irse por una escalera y yo por otra, pero como iba bastante borracha, la acompañé hasta su puerta. Allí se paró y me dijo:
– A Sonia le has gustado
– ¿Sí?
– Sí, no es muy de dar abrazos, y tampoco es muy de hablar y bromear, y contigo no ha tenido ningún problema
– Estaba un poco borracha
– Cuando se emborracha es aún más borde jeje
– ¿Sí?

Entonces Gema me abrazó y me dijo sin dejar de abrazarme:
– Que tarde es, te he hecho perder toda la noche
– Pufff, ha merecido mucho la pena, por la compañía y porque necesitaba desconectar de tanto estudiar
– Es guapa Sonia ¿eh?
– Sí, mucho
– Es super atractiva, me enamoré de ella la primera vez que la vi
– jajaja
– Y en la cama es genial
– Pero ¿no tiene novio?
– Ya te dije que tenemos nuestra historia

Entonces, Gema empezó a desabrocharme el pantalón y a bajarme la cremallera. Le dije:
– Pero ¿Qué haces?
– Te voy a hacer una paja
– ¿Quéeeee? ¿Aquí?
– Sí, aquí
– ¿Por qué?
– Porque te lo mereces
– Pero ¿no te da asco?
– No

Y me la sacó y comenzó a mover la mano lentamente. Yo estaba angustiado y excitado. Me quedé quieto mientras ella seguía abrazándome, con su cabeza en mi pecho y moviendo la mano a lo largo de mi polla, que ya estaba totalmente dura. Entonces dijo:
– Puedes tocarme
– ¿Se… se.. seguro?
– Sí

Puse mi mano en su culo, dios, que culo, estaba duro y redondo… increíble. Ella dijo:
– Por delante también

Le puse la otra mano en un pecho y apreté suavemente. También estaba duro y noté el pezón a través de la tela, estaba duro. Ella siguió con la paja lenta. Al cabo de unos segundos dijo:
– Mete la mano por dentro

Estábamos a oscuras delante de la puerta de su casa, se escuchaba perfectamente el ruido de su mano sobre mi polla. No sabía a qué se refería por dentro pero supuse que sería del suéter. Pasé lentamente la mano por su vientre, también duro y liso, y llegué a uno de sus pechos. No tenía sujetador como ya había notado mientras bailábamos. Rodeé el pecho con mi mano y lo acaricié, y luego el pezón. Ella gimió un poco. Era increíble, Gema me estaba dejando tocarla.

Estuvimos así unos segundos más, todo lento, suave. Entonces ella volvió a hablar:
– Ahora abajo

Estuve a punto de correrme, me resistí a duras penas ¿abajo? Saqué la mano de dentro de su suéter y la bajé a su pantalón. Tenía un botón. Lo desabroché y metí la mano, tocando sus bragas. Ella dijo:
– Dentro

Metí los dedos dentro de las bragas y bajé lentamente hasta llegar a sus labios. Pasé un dedo y lo noté húmedo. Se lo introduje despacio y ella gimió más, apoyando su boca en mi pecho. Saqué el dedo totalmente mojado y busqué su clítoris, y lo acaricié con el dedo mojado. Ella gimió más y empezó a mover rápido la mano a lo largo de mi polla. Seguí moviendo el dedo sobre su clítoris, más rápido y ella más rápido su mano.

Los jadeos de ella eran fuertes, los tapaba poniendo su boca en mi camisa, pero se escuchaban claramente. Entonces se puso a temblar y dijo «me corroooo». Y ya no pude aguantar más y me corrí yo, con ella moviendo su mano por mi glande y mis chorros saliendo disparados, mientras ella temblaba y gemía contra mi camisa.

Noté como Gema se deslizaba hacia el suelo y la cogí. Ella había parado ya de mover su mano, pero agarraba con fuerza mi polla. Me dijo:
– Espérate, no te muevas

Y estuvimos así unos segundos. Luego se separó, soltando mi polla, y sonriendo. Tenía la mano totalmente manchada de mi semen y me dijo que le abriera yo la puerta con sus llaves.

Se la abrí y ella entró y me dijo:
– Buenas noches

Yo balbuceé algo y ella cerró. Me quedé plantado unos minutos, sin poder creerme lo que había pasado. Me volví a mi casa queriendo saltar de alegría.

GEMA………….
Cerré la puerta y me deslicé al suelo, dios, como me temblaban las piernas. Me miré la mano, vaya forma de correrse, no paraba. Me acerqué la mano y la lamí… hacía tiempo que no lo probaba y me gustó, debería habérsela mamado pero estaba mareada, no quería moverme tanto. Otro día…

Me levanté y fui al baño a limpiarme. Me miré la cara, menuda carita de borracha y de tontuela, se te nota el orgasmo, Gemita jiji

Me fui a mi habitación y sin encender luces ni desvestirme, me eché en la cama y caí redonda.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s