SERGIO CANEVA

De pequeño ¡me pasaba! y ahora más en la vejez,

que la vida me concede rememorar el ayer,

me sorprende, me avasalla, cubierto de ingravidez,

va flotando por el aire …. aunque no lo pueda ver.

Aromas que mi alma guarda y me hacen retrotraer,

a momentos de mí historia que nunca… ¡olvidaré!

allí están agazapados, como al acecho, “tal vez”

cortan la respiración cuando buscan florecer.

El campito de la esquina, pelota, merienda y té,

tostadas que recién hechas, las cubren, manteca y miel,

el colegio, compañeros, ¡olor a tinta y papel!,

aroma de los azares, que en su patio respire,

el café de las mañanas…  la carne que asándose…

convocaba a la familia a disfrutarnos también.

¡Hay otros que de la nada! me transportan al placer,

de caricias y de abrazos, que abrigaron mi niñez,

la casa de mis abuelos… que debo reconocer

sabía a aroma de amor y  agradable calidez.

.El primer beso robado, su fragancia me azoró,

¡feliz de habérselo hurtado!…lo revivo con amor,

el perfume de su cuerpo, prisionero de él quedé,

me cautiva mis sentidos, los hace ¡reverdecer!

¡Aromas guarda mi mente! que ni yo mismo los sé…

¡sí! la facultad que tienen de transportarme al ayer,

aromas… ¡tan solo aromas! que cargan en su haber,

bellos destellos de vida, ¡que jamás!… volveré a ver.

                                                          

www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s