ANA MARÍA OTERO

Si un día llegó,

hoy ya se marchó.

Hay un boquete,

está vacío.

¿Alguna vez quedó oculto,

verdaderamente cubierto el hueco?

Según cuentan las leyendas,

esas que cantan las sirenas,

es verdad que existió,

pero un día se perdió.

Nadie conoce la razón verdadera.

Unos dicen que a lo mejor se marchó,

otros que solamente se escondió.

Tal vez un día vuelva

y se conozca la historia,

o a lo mejor de ella

nunca más se vuelva a hablar.

Aunque sea como sea,

algo evidente es que al menos

un vago recuerdo de todo ello,

para siempre quedará en la mente de la gente.

https://anamariaotero.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s