ISA HDEZ

Habían quedado a las cinco en el bar habitual para tomar café y hablar de sus cosas. Marina estaba tristona cuando llamó a Marga y, deseaba contarle algo que le preocupaba. Se hizo esperar como casi siempre, la puntualidad no era su fuerte y Marga se exasperaba, Marina lo sabía y aún así lo hacía, y a punto estuvo Marga de marcharse, pero aguantó más de media hora de retraso por lo importante que le tenía que contar y porque la quería. Cuando llegó se sentó como si nada, y ni disculpas, tal como si no tuviera importancia; en realidad, para ella no la tenía porque era su modo de usual de comportarse. Las dos eran amigas desde la infancia y, por ello se toleraban y Marga le pasaba por alto esos fallos. A nadie más se lo permitía, a los diez minutos de cortesía se marchaba y no sentía ningún remordimiento; quienes la conocían ya lo sabían. Tras saludarse y tomar los cafés, Marina comenzó a hablar de lo que le preocupaba. Marga no daba crédito a su retahíla de quejas con la vida, con el trabajo y con todo lo que le rodeaba. Que si los compañeros en el colegio le hacían mobbing laboral, que si la veían mayor y por ello la dejaban de lado, que si el pelo lo tenía cada vez peor con menos volumen y con canas, que si estaba perdiendo la alegría y las ganas de vivir, que si sentía sola, que si, … Puede ser que todo ello la agobiara, pero ya tenía una edad para asumir los problemas derivados de la edad, estaba a punto de jubilarse y no le quedaba otra solución que aceptarlo, pensaba Marga, y así se lo transmitió a su amiga. La escuchó, la consoló y le explicó que la solución solo la podía buscar ella en sí misma, y si necesitaba apoyo emocional debería acudir a un profesional. Marina le dio las gracias por el desahogo, porque siempre estaba ahí para sus confidencias, y se sentía reconfortada porque le decía las palabras que ella necesitaba,  justas y adecuadas. ©

Isa Hdez.

Un comentario sobre “Las confidencias

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s