MOISÉS ESTÉVEZ

El día que Marco murió era un día como otro cualquiera, pero llovía
intensamente. Salió del garaje de casa en su Renault Clio camino de la oficina
y con el pensamiento ocupado con el dibujo que su hija de cuatro años, Alba, le
había regalado por el día del padre.
En otra parte de la ciudad, Paula estaba nerviosa y estresada. Llegaba
tarde a una importante reunión de trabajo. Sin apenas maquillar y a medio
vestir, tampoco le daba tiempo de terminarse el café que su encantador marido
le había preparado como cada mañana – Cariño, nos vemos para almorzar – le
dijo mientras corría hacia el ascensor.
El limpiaparabrisas de su coche luchaba por evacuar el agua que se
acumulaba de manera rápida y abundante. No paraba de mirar su reloj y Paula
pensaba que su jefe le reprocharía el retraso, ya que el dosier de la
presentación lo llevaba ella, pues había estado ultimándolo en casa hasta
última hora de la noche. Se imaginaba a esos importantes clientes orientales,
impacientes y puntuales, esperando a que una insignificante publicista llegara
con una propuesta profesional carente de atractivo.
Le faltaban dos kilómetros escasos para llegar cuando se topó con un
tráiler que circulaba a una velocidad anormalmente reducida. Pensó en
adelantarlo, pero la vía y las condiciones meteorológicas no invitaban a ello.
Miró de nuevo su reloj – ¡mierda, que tarde es! – Otra vez pensó en la cara que
tendría su jefe y la bronca que le caería, por lo que decidió adelantar al lento
vehículo cuya longitud no era precisamente corta.
En décimas de segundos se dio cuenta que dicha decisión no fue la
correcta. Un automóvil negro chocó frontalmente con el suyo. Era lo último que
recordaba cuando hablaba con un teniente de la Guardia Civil en el hospital.

  • Agente ¿y la gente que iba en el vehículo con el que he tenido el
    accidente? – le preguntó Paula al teniente Vila con lágrimas en los ojos –
    Marco, señora, se llamaba Marco…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s