NEUS BONET i SALA

Las cruzadas entre clanes estaban llegando a su fin, o al menos eso creía el conde. Pronto derrotaría a su primo y conseguiría tener el poder de toda la provincia.

Mientras, en las cortes reales, se debatía el hecho de interferir o no en esa batalla de poder.

El mundo entero estaba pendiente de ello. Sus vidas dependían ahora de un viejo decrépito y de un egocéntrico con hambre de poder.

https://elplumierdenenuse.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s