ESRUZA

Mi voz no expresa lo que quiero decir,

sólo un grito silencioso sale de mi yo interno

intentando que sea escuchado,

escuchado sin decir palabras.

Esta soledad que me acompaña,

que desespera, que me entristece,

no la comprendo, yo no me comprendo.

Los tiempos y caminos del Nayar

están lejos, muy lejos; gastados

y perdidos por el mismo tiempo.

Ese grito silencioso es de dolor;

quiere expresar muchas cosas,

algo así como que, ya no sé si eres

tormenta o calma,

pero llenas mi soledad…

por momentos.

Quiero escuchar a mi razón,

no a mi corazón, y decidir

qué es lo que quiero,

si mi tormenta o mi calma,

que son una misma cosa, y tal vez,

decidir no tener ni una ni otra.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s