SERGIO CANEVA

No encarcelen al amor,

ni busquen tronchar sus alas,

déjenlo que libre vuele

para amar como Dios manda.

No busquen cambiar su rumbo,

ni  desviarle ¡la mirada!

pues en sus ojos él lleva  

la pureza donde vaya.

Ayúdenlo a que respire,

no lo atosiguen de dudas,

el amor cuando es perfecto,

sabe a prudente locura.

No denigren al amor, 

con celos, con desconfianza,

con orgullos que deshonran,

la simpleza que él emana.

Ya que el amor cuando es fiel,

nunca ha de ser denostado

lleva anclado a flor de piel,

la donación, no el pecado.

Lleva diálogo, confianza,

respeto en grado supremo,

lleva pureza que atrapa,

sin pretender ser el dueño.

                          

www.sercan455.wordpress.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s