ESRUZA

La mañana es neblinosa, niebla espesa

que invita a perderse en ella.

Yo me deslizo caminando

lentamente a través de ella,

llevando la soledad conmigo.

El día disipa la neblina,

pero no las soledades arraigadas

por el correr del tiempo.

Vienen las noches largas, silenciosas,

eternas; no viene el sueño.

No sueño y quiero hacerlo para

verte en ellos y disipar mi soledad.

Sentir que estando tú a mi lado

ese miedo a la soledad se vaya,

y se va, al sentir en sueños,

tu abrazo tibio y protector

en mi espalda.

Un comentario sobre “Soledad neblinosa

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s